Un verano en el Parque de las Ciencias.

Vecinos contra el botellódromo, una reivindicación que no cambia por falta de respuestas

Ciudadanía - Europa Press - Jueves, 14 de Mayo de 2015
Hace ocho años entregaron más de 3.000 firmas y todo sigue igual, según se lamentan. Tanto que ahora han recabado otras 1.500. Esas nuevas firmas y el compromiso de todos los partidos, salvo el PP, de adaptar o cerrar el recinto de Méndez Núñez.

La Plataforma del 'No al Botellódromo' ha reclamado al alcalde de Granada, José Torres Hurtado, que se comprometa a cerrar este recinto destinado al consumo de alcohol por parte de los jóvenes y que garantice el derecho a descansar de los vecinos de la zona y el respeto a los bienes públicos y privados.

Uno de los vocales de la plataforma, José Jiménez, ha explicado que la plataforma ha entregado al Ayuntamiento otras 1.500 firmas en contra de este recinto instalado en el entorno de Méndez Núñez, que se suman a las más de 3.000 que ya reunieron hace ocho años y que presentaron también ante el registro municipal.

La plataforma se queja de que el alcalde no ha cumplido sus compromisos

Los vecinos se quejan de que el alcalde no ha cumplido sus compromisos ante la plataforma, como que no se bebería fuera del espacio que el Ayuntamiento destinaba para ese uso, que se protegería la zona residencial para no perturbar el descanso de los vecinos, que perseguirían con sanciones a quienes bebieran fuera de ese recinto, a quien orinase en la calle, o a quienes perturbaran el descanso.

También lamentan que el 'botellón' no se limite a viernes y sábados, sino que se ha haya ampliado a los jueves, que la Policía Local no actúe "con el celo" necesario, y que toda esta situación haya provocado que los vecinos no puedan conciliar el sueño, por las voces, las peleas y los "coches-discoteca".

En ese sentido, la plataforma pide que se cumpla "de inmediato" la Ley 7/2006 de 24 de octubre de la Junta de Andalucía y la Ordenanza Municipal de la Convivencia de Granada, para que los vecinos aledaños a este espacio denominado 'botellódromo' "no sigan viendo mermada su calidad de vida por una situación inaceptable e insostenible jurídicamente".

Propone asimismo que este espacio público pueda utilizarse, "adaptándolo, una parte, como estacionamiento de autobuses que llegan a la ciudad con turistas; y otra parte, de punto de encuentro para aquellos, jóvenes fundamentalmente, que viajan en turismo usando nuevas tecnologías".

Compromiso de los partidos

La plataforma, que ha recabado el apoyo de todos los partidos políticos salvo el PP en sus reivindicaciones de cierre o adaptación del recinto, rechaza la existencia de una zona "exclusivamente" para el consumo de alcohol, y cree necesario que no exista "de ninguna forma y en ningún otro barrio de la ciudad".