Un verano en el Parque de las Ciencias.
El fuego en Los Gualchos aún continúa activo

Regresan a sus hogares los vecinos desalojados por el incendio, que evoluciona favorablemente

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 9 de Julio de 2015
El más del medio millar de vecinos desalojados por el incendio en Gualchos y Lújar ya han regresado a lo largo del jueves a sus hogares en Lújar, el anejo de Los Carlos, Rubite y de las pedanías de Órgiva, Olías y Fregrenite. El fuego evoluciona favorablemente gracias a las tareas de extinción que se redoblaron ayer por el gran dispositivo desplegado por el Plan Infoca. A las 6.55 horas de este viernes, el Infoca ha dado por estabilizado el incendio, mientras prosiguen las labores de extinción.
Desolación: extensa área de bosque pasto de las llamas en Gualchos.
Paula V.Martín
Desolación: extensa área de bosque pasto de las llamas en Gualchos.

La Junta de Andalucía desactivó a media tarde del jueves el nivel 1 del Plan de Emergencias, que prevé la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y los bienes, después de proceder al realojo de los vecinos afectados.

Las llamas, que no ha causado daños personales, obligó a desalojar a un total de 624 vecinos de las localidades de Lújar, Rubite y dos pedanías de Órgiva: Olías y Fregenite que, paulatinamente, han vuelto a sus hogares, tras asegurar que el incendio no les ponía en riesgo.

Los primeros en volver a sus casas fueron los 80 habitantes de Los Carlos, anejo de Lújar, cuya vuelta se autorizó a primeras horas de esta mañana, mientras que al mediodía del jueves se permitió el regreso a los 412 habitantes de Lújar: 400 residentes en el pueblo y 12 personas -10 huéspedes y dos empleados- del cortijo rural Valavero, situado en el Paraje de la Hortichuela.

Centro de mando de coordinación. IndeGranada

Posteriormente volvieron a sus casas los 120 desalojados de Rubite. Finalmente, la docena de afectados de Olías y Fregenite, pedanías de Órgiva. 

Fuentes del Plan Infoca informaron de que aunque el incendio continúa activo, su evolución es favorable. A las 6.55 horas de este viernes, el Infoca daba por estabilizado el fuego y proseguía con las labores de extinción, a las que, con la luz del día, han vuelto a incorporarse los medios aéreos. 

Durante la jornada de ayer también se reabrieron al tráfico las carreteras GR-5207, cortada entre los kilómetro 7 y 0; y la GR-5206, interrumpida al tráfico entre Castell de Ferro y Rubite. En ambos casos para evitar riesgo y facilitar las tareas de extinción.

Imagen de

Respuesta “rápida y adecuada”

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, se desplazó este mediodía a la zona del incendio y en declaraciones a los periodistas sostuvo que la respuesta de todo el operativo fue "rápida y adecuada", resaltó el importante despliegue, conformado por doce retenes , cinco vehículos autobomba, once medios aéreos --nueve de la Comunidad y otros dos del Gobierno--, 50 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ocho agentes de Medio Ambiente, técnicos del 112, bomberos, Guardia Civil, Policía Autonómica y Local, y el GREA, entre otros.

El consejero, junto a la delegada del Gobierno y la de AGricultura y Medioi Ambiente. PRENSA JUNTA

Además, Cruz Roja en Motril se ha movilizado para atender a las personas evacuadas en el incendio, y ha puesto a su disposición una ambulancia, un vehículo 4x4, un Puesto Sanitario Avanzado y la ayuda y apoyo de 10 voluntarios, además de 100 mantas y 100 kits higiénicos.

El consejero explicó que el operativo se centraba en atacar uno de los frentes de manera principal "para evitar que el incendio alcance otros barrancos y que pueda tener aún más virulencia de la que ya tiene".

La Cruz Roja participó en el despliegue atendiendo a los vecinos desalojados. Cruz Roja

Además, y pese a que preocupaba una zona cercana a unas antenas que hay en una de las crestas del perímetro del incendio, "las noticias son más optimistas".

Pasadas las 13.00 horas, el consejero manifestaba que era un “momento clave” puesto que se preveía un cambio en la dirección del viento, las previsiones meteorológicas se ajustan hora a hora, y en función de estas previsiones, pues las estrategias también cambian".

El consejero dijo que aún no se disponía de una estimación de la superficie afectada y añadió que también se investigaba las posibles causas del siniestro.