Ven en primavera a Sierra Nevada
En las dos últimas semanas

Registradas dos nuevas agresiones a profesionales sanitarias en la provincia

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 8 de Enero de 2018
Una doctora del Hospital de Baza fue agredida físicamente y otra del consultorio de Benalúa recibió amenazas.

Dos nuevas agresiones a profesionales sanitarios se han registrado durante las navidades en la provincia de Granada. En un comunicado, el Área de Gestión Sanitaria Nordeste de Granada ha condenado las agresiones sufridas por dos de sus profesionales, de las que ha informado este lunes. 

El Área de Gestión Sanitaria Nordeste de Granada ha activado el Plan de Prevención y Atención de Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Según los datos facilitados, una de ellas fue una agresión física en el área de Urgencias del Hospital de Baza y la otra, una agresión verbal y amenazas en el consultorio de Benalúa. En ambos casos, las agresiones se han producido en personal facultativo. 

La Dirección Gerencia de esta área asistencial, junto al equipo directivo y profesionales del centro, ha mostrado su apoyo a las dos trabajadoras, víctimas de sendos episodios de violencia durante el ejercicio de su labor, al tiempo que ha condenado cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario, recordando que "bajo ningún concepto o circunstancia puede justificarse este tipo de actuaciones".

Salud ha recordado que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre los 12 meses y los 3 años de prisión.

El Plan de Prevención y Atención de las Agresiones del SAS pues-to en marcha en 2005 por la Consejería de Salud tiene como objetivo fundamental dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo. El plan incluye tanto asistencia jurídica como apoyo psicológico a los profesionales agredidos.