Recicla la ropa que ya no usas. Es un mensaje del Ayuntamiento de Granada

Profesionales sanitarios forman a un centenar de moteros en técnicas de reanimación

Ciudadanía - IndeGranada - Sábado, 16 de Mayo de 2015
La 'hora de oro' que transcurre tras un accidente es vital para la supervivencia de un afectado y depende en gran medida del buen funcionamiento de la 'cadena de supervivencia', de ahí la importancia de la formación.

Profesionales sanitarios del Distrito Sanitario Granada Metropolitano han formado a más de un centenar de personas de la Agrupación Granada Motera en técnicas de reanimación cardiopulmonar básica. Esta actividad se desarrolla en el marco de una jornada de Seguridad Vial y RCP organizada por la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y la Asociación Granada Motera en colaboración con la Agrupación de Tráfico de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada y el Ayuntamiento de Armilla

Un momento del taller de reanimación. junta

Esta jornada se está desarrollando en el Edificio La Cerraca, en Armilla, con unos objetivos claros: sensibilizar a la población motera sobre la importancia de la prevención de los accidentes, dar a conocer las medidas preventivas que se deben adoptar así como las causas que favorecen la aparición de accidentes; difundir las pautas de actuación a seguir, como testigo o primer interviniente, en caso de accidente y formar en técnicas de reanimación cardiopulmonar básica al colectivo motero.

La Guardia Civil de Tráfico colabora en las jornadas

El delegado de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Granada, Higinio Almagro, ha manifestado que desde la Administración sanitaria “se pretende aumentar el número de personas que conocen cómo actuar ante situaciones de urgencia e incrementar así la supervivencia de personas que sufren un accidente de tráfico”. En este sentido, Almagro ha puesto el acento en el hecho de que “los accidentes de tráfico son un problema social que trastoca la vida de muchos conductores y de sus familias, ocupando la tercera causa de mortalidad en la población activa. Además, por cada muerte se producen dos casos de invalidez”.

La siniestralidad por accidentes de tráfico se puede disminuir de manera considerable actuando sobre las causas evitables: mediante la formación en seguridad vial, tanto de conductores como de peatones, en el uso de sistemas de seguridad, consumo de alcohol drogas o medicamentos y conducción, control de exceso de velocidad, uso de casco o maniobras peligrosas.

Así, tras una primera parte teórica sobre prevención y seguridad vial a cargo de miembros de la Comandancia de la Guardia Civil, los asistentes han podido poner en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios del Distrito Sanitario Granada Metropolitano, realizando la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados.

Cadena de supervivencia

Una vez producido el accidente, la correcta asistencia al accidentado politraumatizado, fundamental en la primera hora tras el accidente, conocida como ‘hora de oro’, es de vital importancia para los profesionales, y depende en gran medida del buen funcionamiento de la denominada ‘cadena de supervivencia’, que pasa por alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias y comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente.

Las recomendaciones internacionales indican que, una de las estrategias dirigidas a disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido un accidente de tráfico o una parada cardiorrespiratoria, es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.