Un verano en el Parque de las Ciencias.

La Plataforma de Quéntar no encuentra respuesta municipal al "abandono" que sufre el colegio de la localidad

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 30 de Junio de 2015
Protesta ante el Consistorio de Quéntar.
Podemos Granada
Protesta ante el Consistorio de Quéntar.

Miembros de la Plataforma Independiente de Quéntar, acompañados por vecinos del municipio, han terminado este mediodía el encierro de 24 horas en el Colegio Público Rural Ribera de Aguas Blancas en protesta por el abandono y la falta de higiene que sufre el centro. Tras el encierro se han dirigido al Ayuntamiento a realizar una protesta sonora en la puerta del consistorio, con cacerolas y pitos.

Según informa Podemos Granada, que apoya la protesta de la Plataforma, "el alcalde no ha querido dirigirse a ellos, aunque sí ha recibido a los medios de comunicación que han acudido a la protesta". Padres de alumnos y miembros de la Plataforma seguirán con sus movilizaciones en lo que consideran una "lucha a largo plazo", después de que la AMPA del colegio no haya recibido respuesta muncipal sobre sus quejas durante este último curso, según la Plataforma.

Los integrantes de la Plataforma "se sienten agradecidos y son positivos", ya que han contado con el apoyo de grupos políticos como Podemos Granada, PSOE y Ciudadanos, el AMPA del Colegio y los vecinos de la localidad. 

El viernes pasado presentaron una denuncia ante la Delegación de Salud y de Educación de la Junta que esperan que "prospere" para que se puedan lograr las "ansiadas y necesarias reparaciones" en el Colegio Público de Quéntar.

Según informó ayer la Plataforma, el centro escolar esta "abandonado", lo que ha provocado una situación "alarmante" para los alumnos que cursan allí sus estudios y a la que se ha llegado por "la dejadez de los representantes del municipio, que están ignorando los escritos de la directiva del centro y de la Asociación de Padres y Madres (Ampa)".

Los padres de los escolares han asegurado que es de "urgente necesidad" reparar las "múltiples deficiencias" que presentan las instalaciones que "ponen en riesgo a los niños" por la "insalubridad de inodoros, grifos y lavabos con condiciones higiénicas que atentan contra la salud pública" y han achacado esta situación "a la negligencia de la corporación municipal que omite de forma reiterada sus obligaciones de mantenimiento"

En cuanto a las barreras arquitectónicas "no sólo impiden el acceso sino que suponen un peligro para el alumnado y más teniendo en cuenta que en el próximo curso el colegio contará con dos nuevos alumnos con movilidad reducida".