Loading
Disfruta de Sierra Nevada en verano. Ven al festival Por Todo lo Alto
Dos semanas ilocalizable

Pendiente de la decisión de la Audiencia que puede anular la orden que obliga a Juana Rivas a entregar a sus hijos

Ciudadanía - IndeGranada - Jueves, 10 de Agosto de 2017
El caso de Juana Rivas, la mujer que lleva dos semanas en paradero desconocido tras incumplir la orden de entregar a sus hijos al padre y contra la que pesa una orden de detención, podrá avanzar este jueves cuando la Audiencia de Granada se pronuncie sobre su incidente de nulidad.
Un problema técnico impidió este miércoles que la Sección Quinta del tribunal provincial comunique a las partes el acuerdo alcanzado sobre el incidente excepcional de nulidad que formalizaron el pasado 31 de julio los abogados de Juana Rivas, con el que se pretende que se anule la orden de entregar a los niños a su padre.
 
A esta nulidad se oponen tanto la Fiscalía como la expareja de Rivas, Francesco Arcuri, que recalcan en sus escritos que el trabajo desarrollado en la causa desde mayo del 2016 ha superado todos los trámites y que, durante el proceso, no se han producido "infracciones de procedimiento".
 
La decisión de la Audiencia podría abrir la puerta a que Rivas presente un nuevo recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC), que rechazó esta vía el pasado 31 de julio al argumentar que no se había agotado la vía ordinaria para pedir el amparo.
 

Los hijos están en perfecto estado estado de salud

La asesora jurídica del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, ha señalado este miércoles que Juana Rivas, la vecina de esta localidad en paradero desconocido desde que incumpliera el 26 de julio la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar, sigue "creyendo en el sistema judicial español".
 
En rueda de prensa, Francisca Granados ha indicado que ha tenido, "a través de terceros", sus últimas informaciones sobre Juana Rivas y sus hijos, en la mañana de este pasado martes. Se encuentran en un "excelente" estado de salud, y, pese a la crisis de salud que padece la madre, que ha vinculado a los supuestos malos tratos que sufrió en Italia, ha asegurado que habrá buscado la manera de "estar cuidada".
 
Preguntada por qué le recomendaría a Juana Rivas tras la orden de detención y presentación dictada por el Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que la investiga por un supuesto delito de sustracción de menores, Granados ha señalado que su asesoramiento "queda en el margen" del "secreto profesional". Ha añadido que no es su portavoz, y que "habría que preguntarle a ella" qué va a hacer después de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hayan activado su búsqueda para que comparezca ante el juez.
 



La última aparición Juana Rivas, el pasado 26 de julio en una concentración en su apoyo en Maracena. P.V.M.
"En este drama que estamos viviendo, con este nivel de consecuencias", el "dolor tan inmenso que está sufriendo esta mujer" y la "desprotección" de los menores "no pueden pasar desapercibidas", ha agregado Granados, que ha realizado un recorrido por el proceso judicial que ha dado lugar a la actual situación, cuya "gravedad" ha resaltado.
 
Ha puesto de manifiesto que, mientras que "el proceso de sustracción internacional de menores ha corrido", aún está pendiente la traducción de la denuncia que Juana Rivas interpuso, en julio de 2016, en España ante el Juzgado de Violencia de Género por supuesto maltrato, en la etapa en que convivió con su expareja y padre de sus hijos, Francesco Arcuri, en Italia.
 
Granados ha señalado, tras mostrarse confiada en que Rivas sigue "creyendo en el sistema judicial español", que "el problema no es del sistema judicial en su conjunto" sino de "profesionales que tienen que reciclarse", y necesitan "formación".
 
La directora del Centro de la Mujer de Maracena ha citado el caso de la psicóloga que hizo el informe sobre la situación del hijo de 11 años, el mayor de los dos hermanos --el menor tiene 3--, la cual, según ha apuntado, dijo no necesitar "información sobre la madre", tras la denuncia por malos tratos que presentó la madre de Maracena.
 
Elevará a las autoridades competentes la necesidad de reforzar la cuestión de la violencia de género en el Convenio de La Haya de 1980, suscrito por España, y que marca la normativa para casos de sustracción de menores. "Existen sentencias de juzgados y de audiencias que han aplicado correctamente" las normas del actual ordenamiento jurídico sobre violencia machista, ha indicado la asesora jurídica de Juana Rivas, que ha lamentado que no haya sido así, en su opinión, en este caso.
 
Asimismo, "desde el primer momento, he dicho y sigo diciendo que, en el marco de la legalidad vigente, estaré, he estado y estoy, en la medida de mis posibilidades, apoyando y ayudando la causa de los dos hijos de Juana Rivas" en la línea de que "el sistema español, en base a la normativa vigente, los proteja".
 
Ha hecho un "llamamiento" a las instituciones para que no "hagan padecer lo que están padeciendo" a Rivas y sus hijos, cuando España tiene el sistema "más avanzado del mundo en la protección a víctima y sus hijos", quienes son también "víctimas de violencia de género".
El entorno de Juana Rivas está a la espera de que la Audiencia Provincial de Granada notifique la resolución del incidente excepcional de nulidad que sus representantes legales presentaron para la suspensión de la sentencia que la obliga a devolver a sus hijos al padre, la cual, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, no ha podido realizarse este miércoles por una cuestión técnica.
 
En caso de que fuera desfavorable a los intereses de Rivas, su asesora en el Centro de la Mujer de Maracena ha reiterado que se volverá a recurrir en amparo al Tribunal Constitucional.