Disfruta de la Feria del Corpus 2019
El crecimiento vegetativo de la provincia es negativo, -868 personas entre enero y junio

La natalidad marca mínimos históricos en Granada en la primera mitad de 2018

Ciudadanía - J. M. M. - Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Siguen bajando los nacimientos en la provincia, un 7%, mientras crecen las defunciones, un 6% más.
Los nacimientos van cayendo paulatinamente desde 2008.
PXHERE
Los nacimientos van cayendo paulatinamente desde 2008.

 

Si 2017 fue el primer año en que hubo más muertes que nacimientos en Granada, con el mínimo de nacimientos registrado, la primera mitad de 2018 ha vuelto a marcar mínimos históricos en la cifra de nacimientos. Entre enero y junio de este año ha habido 3.602 nacimientos en la provincia, un 7,1% menos que en el mismo periodo de 2017, según reflejan los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

También las defunciones han subido hasta cotas nunca registradas. En la primera mitad del año se han producido 4.470 muertes, un 6,1% más que entre enero y junio de 2017. 

De esta forma, las defunciones vuelven a superar a los nacimientos, por lo que la provincia presenta un saldo vegetativo negativo: la población natural ha decrecido en 868 personas en la primera mitad de este año. Una circunstancia que no es exclusiva de Granada, sino una tendencia nacional. 

El año pasado se bajó por primera vez de los 8.000 nacimientos en la provincia (7.954) y este año la cifra va camino de quedarse por debajo de los 7.500. 

EVOLUCIÓN DE NACIMIENTOS Y DEFUNCIONES EN GRANADA
Año Nacimientos Defunciones
2017 7.954 8.173
2016 8.635 8.014
2015 8.606 8.454
2014 8.505 7.678
2013 8.340 7.507
2012 9.079 7.957
2011 9.260 7.668
2010 9.400 7.618
2009 9.704 7.615
2008 10.546 7.609

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

En la tabla se advierte cómo han ido bajando los nacimientos, salvo excepciones, desde 2008 y, de forma paralela, el ascenso de las defunciones, con altibajos, pero con una tendencia general al alza. 

En el descenso de los nacimientos se combinan varios factores: el retraso de la edad de la primera maternidad, que ya está en algo más de 30,4 años en Granada, una edad que crece año a año, y en la que incide la falta de estabilidad laboral y la precariedad, que disminuye la confianza en el futuro y puede determinar la decisión de tener hijos.  

Y también influye la menor presencia de población extranjera, que se ha reducido en los últimos años, según los datos oficiales del INE, lo que contribuye a una menor natalidad, ya que el índice de fecundidad es mayor a nivel general entre las mujeres extranjeras.  

Evolución de la población de la provincia, nacional y extranjera. Fuente: INE

Como se ve en la tabla, la población de la provincia llegó a un máximo de 924.550 habitantes en 2011, gracias principalmente al crecimiento del número de personas extranjeras, que llegó a su máximo en 2012, con 68.663 residentes. Pero los extranjeros empadronados han ido bajando al tiempo que el crecimiento vegetativo de la población (nacimientos menos defunciones) se ha ido estacando hasta hacerse negativo en 2017 y la primera mitad de 2018.

Si a eso le unimos la emigración de granadinos en los últimos años por las dificultades del mercado de trabajo, todo eso ha hecho que la población total haya ido disminuyendo hasta los 911.721 habitantes contabilizados a 1 de enero de 2018, según los últimos datos del INE. 

Casi la mitad de madres no casadas

La estadística de Movimiento Natural de la Población ofrece también otros datos que muestran la evolución sociológica de la maternidad. Y es que casi la mitad de los nacimientos se producen sin que la madre esté casada (sea por matrimonio civil -el mayoritario- o religioso). Es el 49,4%, un dato de 2016, el último disponible, y que supera incluso al de promedo en España, que no llega al 46%. Diez años antes, en 2006, el porcentaje de nacimientos de madres no casadas en Granada era mucho menor, el 27,3%, y a finales de siglo pasado, 1999, la mitad de esa cifra, el 13,6%.