Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
Solo al 8% se le practicó la eutanasia por enfermedades incurables o infecciosas que comprometían al resto

Más de la mitad de los gatos recogidos en la calle por el Ayuntamiento fueron entregados para su protección a una asociación

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 12 de Febrero de 2019
El área de Medio Ambiente, Salud y Consumo trabaja en la modificación de la ordenanza que incluirá la protección de las colonias de gatos ferales, siguiendo la iniciativa llevada al pleno por la concejala no adscrita.
El Ayuntamiento trabaja en la regulación de las colonias de gatos ferales.
M.R.
El Ayuntamiento trabaja en la regulación de las colonias de gatos ferales.

Más de la mitad de los gatos recogidos por el Ayuntamiento de Granada son entregados a la asociación protectora especializada en estos animales Jarela, según los datos del área de Medio Ambiente, Salud y Consumo, que avanza en la modificación de la ordenanza de bienestar animal para incluir protección y regulación específica para estas colonias. 

Esa modificación seguirá las propuestas que llevó al pleno la concejala no adscrita, Pilar Rivas, en una moción.

De esta manera se regulará un asunto que hasta ahora no estaba contemplado. Lo que hace el Consistorio cuando actúa a instancias de particulares por la presencia de estos gatos en lugares como el entorno de hospitales o colegios es retirarlos. Pero, subrayan desde el área de Medio Ambiente, no es el sacrificio la manera de proceder. 

De hecho, de los 308 gatos que fueron trasladados al centro de alojamiento animal en 2017, el 52 por ciento fue entregado a una asociación protectora especializada en gatos, Jarela, y un 2 por ciento fue adoptado por particulares. Solo el 8 por ciento de esos gatos fueron 'eutanasiados' por padecer enfermedades incompatibles con la vida o que comprometieran notablemente su bienestar o por presentar alguna enfermedad infecciosa que supusiera un riesgo para la salud del resto. Mientras que un 5 por ciento se escapó de las instalaciones y otro 9 por ciento murió en el centro de acogida de forma natural. El otro 24 por ciento siguió en el centro de acogida. 

La nueva regulación, que deberá pasar por el Grupo de Trabajo de Bienestar Animal establecerá la identificación de colonias de gatos ferales y la elaboración de un censo, así como la formación de voluntarios que se harán responsables de estas colonias, a las que se alimentará.