Disfruta del Mundial en Sierra Nevada

Indignación por la tala de plátanos de sombra centenarios en la Carretera de Armilla

Ciudadanía - J. M. M. - Lunes, 16 de Diciembre de 2019
Al menos siete ejemplares han sido cortados durante las labores de poda y vecinos y colectivos temen que aumenten las talas.
Uno de los árboles talados. Al fondo, hilera de plátanos tras la poda y a la derecha aparecen apilados los troncos cortados.
IndeGranada
Uno de los árboles talados. Al fondo, hilera de plátanos tras la poda y a la derecha aparecen apilados los troncos cortados.

Al menos siete plátanos de sombra centenarios de la Carretera de Armilla han sido talados en los últimos días durante las labores de poda, lo que ha provocado la indignación de vecinos y diversos colectivos en las redes sociales. Se trata de árboles de las hileras ubicadas junto a las vías del Metro, cerca de la parada Fernando de los Ríos, en la entrada al núcleo urbano.

Otros tres árboles talados junto a la parada del Metro. indegranada

Esa platanera fue plantada a principios del siglo pasado y forma parte del tradicional paisaje de la carretera entre Granada y Armilla, aunque los árboles han tenido que soportar las sucesivas remodelaciones de la vía, lo que ha ido mermando el número de ejemplares, y finalmente también han sufrido las obras del Metro, que ha constreñido muchos de sus alcorques. Además, las quejas vecinales también aluden a podas excesivas y a un deficiente mantenimiento de estos árboles, de gran porte y enorme belleza.

De hecho, hace diez años un informe de la Universidad de Granada ya pedía protección para esta platanera, "una de las más importantes que quedan en la provincia de Granada".  El estudio, del profesor de Geografía José Gómez Zotano, denunciaba las "malas condiciones de conservación en que se encuentran (muchos presentan podas excesivas y enfermedades debido a un mal mantenimiento), además del asedio del cemento y del asfalto y de las talas indiscriminadas a que han sido sometidos por dificultar la visibilidad de edificios cercanos o por realizar ampliaciones de la carretera".

En aquel momento -noviembre de 2009- el informe cifraba en 70 los árboles que quedaban, un tercio de los inicialmente plantados. Y los vecinos y colectivos temen que se eliminen más ejemplares por las marcas con las que se han señalado otros árboles de la zona.

Los troncos cortados han sido apilados junto a la carretera. Algunos presentan un gran deterioro y podredumbre interior y otros tienen un mejor aspecto. Fotos: IndeGranada

El experto realizaba una serie de recomendaciones básicas para mantener, mejorar y regenerar los plátanos de sombra de Armilla aprovechando las obras del Metropolitano. Así, abogaba por considerarlos como árboles históricos -constituyen una de las pocas hileras arbóreas que se mantienen en la provincia de Granada- y funcionales ya que, además, ejercen como uno de los pocos puntos verdes (sumideros de CO2) del municipio de Armilla y hacen más agradable la entrada a la localidad. 

El profesor recomendada quitarle "el asedio del cemento" e integrarlos en zonas ajardinadas paralelas a la carretera, lo que, como se puede apreciar, no se produjo, sino que los árboles quedaron más constreñidos y rodeados de pavimento. 

Hilera de plátanos de sombra ya podados y otra hilera, más alejada en dirección a Granada, aún sin podar. 

El origen de la platanera se remonta al programa que hizo el Ministerio de Obras Públicas a inicios del siglo XX para arreglar los circuitos de tráfico mas deteriorados y transitados, que, en este caso, se correspondía con un itinerario obligado para la salida de todos los camiones de basura. En aquella época se le dio bastante importancia a la plantación de árboles en las carreteras para proporcionar sombra y proteger el betún. Además, ejercían de balizas pintándoles el tronco de color blanco, pero "lamentablemente es cada vez más infrecuente su utilización en plantaciones lineales asociadas a carreteras o caminos por la falsa creencia de que suponen un peligro para la seguridad vial”, indicaba el informe del experto.

Según este profesor de la UGR, "el plátano de sombra presenta numerosas bondades: es una especie arbórea muy resistente a la contaminación y a las condiciones climatológicas adversas (sequías y heladas), es un árbol robusto, elegante y decorativo, de crecimiento rápido y a su vez es una especie longeva (puede llegar a los 300 años). Además, su gran porte y hojas de gran tamaño ofrecen una sombra generosa y fresca. Todas estas características hacen más agradables los trayectos por las vías de tráfico y por ello el plátano de sombra se ha consolidado como el árbol ornamental más habitual dentro del paisaje ‘rururbano’ español".