Sierra Nevada, Copa del Mundo 24
multitudinaria manifestación en defensa de la sanidad pública de calidad

Granada lanza un SOS para salvar la sanidad pública andaluza

Ciudadanía - M.A/J.I.P. - Sábado, 28 de Octubre de 2023
La denuncia de la crítica situación de la sanidad pública andaluza toma las calles de Granada en una multitudinaria manifestación, con la que reclaman al gobierno de la Junta de mayoría absoluta del PP que revierta la pésima gestión sanitaria. Te informamos.
Cabecera de la gran manifestación en defensa de la saniad pública andaluza.
IndeGranada
Cabecera de la gran manifestación en defensa de la saniad pública andaluza.

Una gran manifestación recorrió este sábado al mediodía el centro de Granada, desde el Triunfo a la Fuente de las Batallas, en defensa de la sanidad pública andaluza, en crítica situación por la pésima gestión del Gobierno de mayoría absoluta del PP, que había despreciado una tras otras las críticas y movilizaciones. Pero, desde este sábado, no puede mirar hacia otro lado y debe asumir que el descontento es generalizado porque se enfrenta a un grave problema.

Abría la manifestación una pancarta en la que se podía leer: “Nos roban la sanidad, nos quitan la vida”, lema de la reivindicación, que congregó a diversos colectivos llegados desde diversos puntos de la provincia, descontentos con la crítica situación de la sanidad pública, mermada por las privatizaciones, las inasumibles demoras en Atención Primaria y especializada, con listas de espera 

Convocada en Granada por La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, con el apoyo de más de medio centenar de organizaciones, entre ellas, asociaciones de pacientes, sindicatos y partidos políticos, la movilización se extendió a la misma hora en el resto de capitales de Andalucía, organizada por las respectivas mareas blancas.

Abría la manifestación una pancarta en la que se podía leer: “Nos roban la sanidad, nos quitan la vida”, lema de la reivindicación, que congregó a diversos colectivos llegados desde diversos puntos de la provincia, descontentos con la crítica situación de la sanidad pública, mermada por las privatizaciones, las inasumibles demoras en Atención Primaria y especializada, con listas de espera que la Junta oculta desde hace un año, y el abandono del mundo rural, eslóganes que se hicieron notar en la marcha.

“La sanidad no se vende, la sanidad se defiende”, “nada, nada, nada, a la privada”, en alusiones a la privatización por la que apuesta el PP, o “el patio de Bonilla es particular, si tú no tienes Visa no te deja entrar”, fueron algunas de las consignas coreadas en una gran manifestación, en la que se exhibieron pancartas que reclamaban una sanidad pública, “universal y de calidad” o negaban el argumentario de la Junta. “No faltan médicos, los han echado”.

Cánticos que criticaban la gestión de Moreno Bonilla, que reclamaban más recursos -“queremos más plantilla” o “Moreno Bonilla, amplía la plantilla”- que con contundencia declaraban que “Granada no quiere la privada”, sino una sanidad pública de calidad. También “Abajo la privada, que va a caer, arriba la Primaria, que va a vencer”, junto “Por ti que estás mirando, también estoy luchando”.

Marta García, como portavoz de La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, señaló a El Independiente de Granada, que “hoy se ha salido a la calle para defender que el sistema sanitario público mantenga los atributos que lo definen, (esto es) que sea público, accesible y de calidad, porque ninguno de ellos se cumple”, sostuvo esta médica de Atención Primaria, que prosiguió:

“Primero por la privatización”, segundo por esa estrategia de sustituir la atención presencial por tecnologías “que dejan atrás a las personas más vulnerables”, como son mayores, las que no se manejan con las nuevas tecnologías o migrantes y en tercer lugar “porque ya no es de calidad”.

Marta García, como portavoz de La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública, señaló a El Independiente de Granada, que “hoy se ha salido a la calle para defender que el sistema sanitario público mantenga los atributos que lo definen, (esto es) que sea público, accesible y de calidad, porque ninguno de ellos se cumple”, sostuvo esta médica de Atención Primaria,

“Las listas de espera son inasumibles y eso es lo que provoca que se rompa la confianza en el sistema”, explicó Marta García quien desenmascaraba lo que intenta trasladar el Gobierno del PP. Así, la portavoz señalaba que el sistema sirve, con más recursos y “con lo que defendemos”. “Una persona no puede estar dos años esperando una cirugía, es inmoral e ilegal”, subrayó.

Sobran motivos para defender la sanidad pública andaluza

En los manifiestos previos a la marcha, los convocantes argumentan que sobran los motivos para una movilización "porque no nos conformamos con un sistema que no nos cuida. Estamos hablando de nuestra vida y de la de los nuestros". Y así, afirman que "la pésima gestión del personal y del presupuesto han provocado un deterioro grave del sistema sanitario y provocado un éxodo de profesionales”

El Gobierno andaluz del PP “está desmantelando la Atención Primaria a golpe de ocurrencias” como la más reciente, que pretende sustituir las consultas de medicina de familia por un modelo en el que “personas desconocidas y externas a los centros de salud realicen consultas médicas telefónicas o por video llamada”. Esta propuesta de la Junta de Andalucía “muestra un profundo desconocimiento de lo que en realidad es la Atención Primaria y va en contra de toda la evidencia científica”, señalaba el manifiesto.

La Atención Primaria “exige una atención presencial y una comprensión de la situación global e individual de la salud de cada paciente a lo largo del tiempo”, que solo puede lograrse “reforzando los centros de salud con reconocimiento, medios y personal”. Las consecuencias de este desmantelamiento de la Atención Primaria “comprometen la esperanza de vida en Andalucía y aumenta la mortalidad evitable”. Esta situación es particularmente crítica en las áreas rurales, afectando a la salud primaria y a los hospitales comarcales, lo que ha dejado a la población alejada de las capitales en una situación de máxima precariedad.

Entre los asistentes, una representación de la plantilla de la Escuela Andaluza de Salud Pública, en su primera movilización para defender el organismo, que queda de facto extinguido con la creación del Instituto de la Salud de Andalucía, que lo integrará. La prestigiosa Escuela ya no será la misma a partir de la entrada en vigor de la nueva ley. También el colectivo que reclama con insistencia el Hospital de la Alpujarra, prometido por el PP, y que cada lunes se concentra en esta comarca.Y partidos de izquierda, como el PSOE e IU, muy críticos con la gestión del PP.

La opacidad a la hora de proporcionar datos sobre las listas de espera de la Junta de Andalucía, unida a la estimación de que “las listas de espera quirúrgicas crecen en Andalucía tres veces más rápido que en el resto del país”, es otro de los ejes de la denuncia.

"La estrategia es la siguiente, primero se recorta y deteriora la Sanidad Pública y se genera caos y desatención programada, para luego resolverlo mediante la entrega de beneficios al sector privado con el dinero público. Encima, mucho de este dinero irá a empresas extranjeras que son las dueñas reales del sector privado español"

Afirmamos que “la decisión de destinar 734 millones de euros para financiar la atención sanitaria concertada en lugar de reforzar los hospitales públicos” muestra, sin duda ninguna, que los intereses del actual gobierno giran en torno a “privatizar la sanidad pública por medio de externalizaciones y conciertos con centros privados” fomentando que la salud se convierta en un negocio y afectando negativamente a la calidad y el coste de la atención sanitaria.

"La estrategia es la siguiente, primero se recorta y deteriora la Sanidad Pública y se genera caos y desatención programada, para luego resolverlo mediante la entrega de beneficios al sector privado con el dinero público. Encima, mucho de este dinero irá a empresas extranjeras que son las dueñas reales del sector privado español".

La pésima gestión del personal y del presupuesto “ha incrementado los déficits y provocado una diáspora de profesionales”, haciendo que “Andalucía muestre actualmente los peores indicadores sanitarios en comparación con otras comunidades autónomas”.

La movilización ha reunido a unas 12.000 personas, según los organizadores, 3.500 según las cifras de la Policía Nacional, a pesar de que a la llegada de la pancarta de cabecera a la Fuente de las Batallas todavía el final de la marcha seguía entrando a Reyes Católicos.

Ya en la Fuente de las Batallas se leyó el manifiesto de la reivindicación, como fin de la gran manifestación, que concluyó con lectura de poemas reivindicativos para concienciar a la ciudadanía de la necesidad de defender el sistema sanitario público. También con un recuerdo a Gaza y especialmente a las infraestructuras sanitarias destruidas, reivindicando que su población tiene "el mismo derecho que nosotros" a una asistencia sanitaria. 

"De nuevo, tras la manifestación de marzo, salimos a la calle en defensa de los servicios públicos, la educación, los servicios sociales y la sanidad, esa es la clave de nuestra defensa". Así comenzó el texto leído por representantes de la Mesa. Junta a esas claves, el "rechazo frontal" a la privatización, porque "nunca supone una mejora". Las privatizaciones en cirugía o salud mental "desvían deinero de nuestros impuestos a beneficios de empresas privadas que están deseando entrar en el negocio de la salud".

"Exigimos que la atención se reciba en un tiempo razonable, porque una espera excesiva y la incertidumbre también enferman y matan". 

La Atención Primaria centró parte del manifiesto leído en la Fuente de las Batallas, señalando que se encuentra en una situación "crítica". "Nunca antes ha habido dos o tres semanas de espera" para conseguir una cita. "Exigimos un nuevo modelo cetnrado de verdad en las personas, y no en ocurrencias como las videollamadas". 

Igualmente, el manifiesto reclamó transparencia respecto al presupuesto de la Consejería de Salud y Consumo. "Exigimos que Salud explique en qué ha gastado el cacareado presupuesto, porque el sistema está más deteriorado". "Es más inaccesible para quien más lo necesita. La falta de citas presenciales perjudica a los más vulnerables. ¿Vamos a echar fuera a quien más lo necesita?". 

Igualmente recogió un llamamiento para mejorar las condiciones de los profesionales sanitarios. "Hacemos un llamamiento para cuidar a quienes trabajan dando lo mejor de sí pese a unas condiciones muy duras. Hay muchos profesionales luchando para que el sistema no se hunda, cuidemos de aquellos que nos cuidan", concluyó el manifiesto que ha tenido una mención hacia la extinción de la Escuela Andaluza de Salud Pública y también el cierre del Centro de  de Infecciones de Transmisión Sexual. "Vamos a pararlo". 

"Vamos a seguir peleando por el sistema sanitario que tanto costó construir y que están desmantelando a marchas forzadas"
.

La movilización en la calle continuará. Sobran los motivos.

Más información: