Recicla las pilas

Extinction Rebellion Granada pega carteles en comercios del centro para pedir un modelo económico más "sostenible"

Ciudadanía - IndeGranada - Domingo, 24 de Mayo de 2020
Uno de los carteles pegados en una tienda de moda.
xr granada
Uno de los carteles pegados en una tienda de moda.

Miembros de Extinction Rebellion Granada han pegado carteles a primera hora de este domingo en puertas y escaparates de comercios de centro (Reyes Católicos y Puerta Real) para reclamar un nuevo modelo de sociedad más sostenible, social y ambientalmente, bajo el lema "Cambiemos el sistema, no el clima". En los carteles se puede leer "Cerrado por el bien común. Podemos apostar por los grandes negocios detructivos o bien podemos apostar por las personas y por un futuro sostenible". En otros carteles expresan: "No, no queremos empresas que contaminan y que han creado esta crisis económica y social". 

Diversos carteles de protesta pegados en comercios del centro. xr granada

En el siguiente comunicado el colectivo medioambiental, uno de los más activos en la reclamación de acciones urgentes contra la emergencia climática, explican el mensaje que quiere trasladar con esta protesta:

"La grave crisis sanitaria provocada por el coronavirus nos ha dado la oportunidad como sociedad de parar un momento. Este parón forzado nos ha permitido reflexionar y ver que la normalidad anterior no era sana ni sostenible, ni social ni ambientalmente. Por tanto, es la oportunidad de poner en práctica el lema Cambiemos el sistema, no el clima. Un reinicio que, tanto desde los poderes públicos como desde la ciudadanía, deje de lado los negocios y las empresas tóxicas. 

Las administraciones no han de poner dinero de nuestros impuestos para mantener modelos de negocio que benefician principalmente a una minoría a costa de la destrucción social y ambiental, poniendo en riesgo la salud, el bienestar y la vida, presente y futura, de la mayoría. Y como personas consumidoras tampoco deberíamos favorecer el mantenimiento de este sistema. Hemos de decidir si apostamos por la economía fósil y las grandes corporaciones transnacionales que practican o provocan explotación laboral, destrucción ambiental y evasión o elusión de impuestos o por el contrario apostamos claramente por la economía local y por la economía social, la que pone a las personas en el centro, la que realmente produce bienestar para las comunidades donde opera y la que se preocupa de la sostenibilidad social y medioambiental de sus actividades. 

Por ese motivo aprovechamos la situación de cierre temporal de muchos negocios y comercios para poner un claro mensaje de denuncia. Hay determinadas corporaciones industriales, financieras o comerciales que es mejor que estén cerradas. Se trata de corporaciones que además nos quitan soberanía y que destruyen más empleo del que crean.

En cambio, esta otra economía y los cambios profundos que la ciencia nos reclama necesitarán de mucha mano de obra. Pongámonos a hacer la transición ya. No será fácil pero la alternativa es mucho peor. La comunidad científica ya nos ha avisado. En este momento de oscuridad, necesitamos llamar la atención sobre el futuro esperanzador que podríamos tener en el horizonte. El sistema ha demostrado su gran vulnerabilidad, ahora es momento de crear uno mucho más resiliente, saludable y sostenible.

Reiniciemos el sistema. No hay vuelta atrás".