Ven, conoce la provincia de Granada.

Condenados 144 menores por maltratar a sus padres durante 2014 en la provincia

Ciudadanía - IndeGranada - Martes, 23 de Junio de 2015
Es el segundo delito más cometido por los jóvenes infractores, cuyo perfil está cambiando porque cada vez hay más de clase media y alta. La mayoría de las condenas son en régimen abierto y este año 90 de estos chicos completarán cursos de formación laboral para facilitar su integración social.
Clausura de un curso de fontanería en el que han participado menores infractores.
Junta de Andalucía
Clausura de un curso de fontanería en el que han participado menores infractores.

El año pasado se registraron 777 delitos en la provincia por menores de edad, 632 a cargo de chicos y 145 de chicas, según los datos de la Junta de Andalucía. El perfil de estos menores infractores está cambiando por el aumento de menores de clase media y de clase media alta y los casos de violencia hacia los padres en el seno de las familias, según la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García.

De los 632 delitos cometidos por chicos en 2014, los principales fueron: 288 contra el patrimonio, 92 por maltrato familiar, y 86 por lesiones. Mientras que en los 145 delitos cometidos por chicas destacan sobre todo el maltrato familiar, con 52; las lesiones, 49, y contra el patrimonio, 29 delitos. De esta forma, el maltrato a los padres u otros miembros de la familia suponen el segundo delito más frecuente, con 144 casos en total.

Sandra García ha manifestado que durante 2014 se ejecutaron en Granada 910 medidas judiciales en medio abierto para menores infractores, una cifra similar a la de 2013. La mayor parte de ellas, 447, fueron medidas de libertad vigilada; 156 tratamientos ambulatorios de drogodependencias y 78 de salud mental. También hay 87 prestaciones en beneficio de la comunidad y 83 tareas socioeducativas.

Para ejecutar las sentencias de medio abierto se cuenta con los recursos del servicios integral de Medio abierto y los dos grupos de convivencia educativa, masculino y femenino, el Centro de Día y el equipo de mediación penal juvenil, que en total son atendidos por 48 profesionales.

El 21% son internados

A lo largo de 2014 también se adoptaron 238 medidas judiciales de internamiento y privativas de libertad por los dos Juzgados de Menores de Granada, lo que representa un 21% del total de medidas que se ejecutan en la provincia de Granada.

Sandra García subrayó la eficacia de las medidas y su aplicación en la justicia juvenil andaluza, ya que “el 80% de los menores infractores no reinciden tras pasar por algunos de los recursos de reeducación, ya sea de internamiento o medio abierto”.

Las prestaciones en beneficio de la comunidad se realizan con los ayuntamientos de la provincia con trabajos de limpieza y mantenimiento de espacios públicos, jardines e instalaciones deportivas, como limpieza de graffitis y limpieza de botellón. También se realizan tareas en beneficio de la comunidad en entidades sin ánimo de lucro.

Formación laboral

Noventa de estos menores infractores que cumplen sentencias en régimen abierto van a realizar este año cursos de formación laboral que les permitan adquirir habilidades para su inserción en el mercado de trabajo, según ha asegurado hoy la delegada en la clausura del curso de auxiliar de fontanería. Se trata de una experiencia "pionera" en Andalucía, dice la Junta.

Se han organizado seis cursos este año sobre ayuda a domicilio, arreglos y customización de prendas textiles, auxiliar de fontanería, pintor, montaje de instalaciones eléctricas y camarero de bar-cafetería. Todos ellos tienen 100 horas lectivas y son impartidos en el Centro Público de Formación para el Empleo Cartuja, dependiente de la Delegación de Educación, en colaboración con el Centro de Día de menores infractores de la Delegación del Gobierno.

“El Centro de Día es un recurso complementario, pero fundamental, que tiene como objeto apoyar la recuperación del menor infractor desde la educación y el empleo porque a los jóvenes infractores se les puede recuperar”, precisa la delegada. El centro se articula en torno a tres líneas de trabajo: actividades educativas compensatorias, inserción laboral, así como actividades de ocio y tiempo libre.

Para impulsar la inserción laboral, se firmó en Granada un convenio de colaboración para utilizar las instalaciones del Centro Público de Formación para el Empleo Cartuja. Una experiencia que va a permitir la formación para el empleo de 90 jóvenes a lo largo de 2015 y en la que participaron el año pasado 226 menores.