Un verano en el Parque de las Ciencias.
El líder socialista refuerza la moral de sus candidatos en Granada

Sánchez diferencia al PSOE del resto

Política - Juan I. Pérez - Miércoles, 13 de Mayo de 2015
En apenas cinco horas, la visita de Pedro Sánchez a Granada sirvió para reforzar la campaña de la organización provincial a la que animó a derrotar en las urnas el próximo 24 de mayo a la derecha. Sánchez marcó profundas distancias con el PP, pero también con Ciudadanos y Podemos. A los dos partidos emergentes les conminó a que “dejaran de hacer seguidismo” con los populares y permitieran que gobernara en Andalucía Susana Díaz, que hoy se somete a una nueva votación de investidura en el Parlamento, porque la nueva política, justificó sus palabras, “no puede seguir haciendo la vieja política de siempre: la del bloqueo”.
Teresa Jiménez abanica a Pedro Sánchez en Las Gabias.
Miguel Rodríguez
Teresa Jiménez abanica a Pedro Sánchez en Las Gabias.

En apenas cinco horas, la visita de Pedro Sánchez a Granada sirvió para reforzar la campaña de la organización provincial a la que animó a derrotar en las urnas el próximo 24 de mayo a la derecha. Sánchez marcó profundas distancias con el PP, pero también con Ciudadanos y Podemos. A los dos partidos emergentes les conminó a que “dejaran de hacer seguidismo” con los populares y permitieran que gobernara en Andalucía Susana Díaz, que hoy se somete a una nueva votación de investidura en el Parlamento, porque la nueva política, justificó sus palabras, “no puede seguir haciendo la vieja política de siempre: la del bloqueo”.

Pedro Sánchez y Teresa Jiménez al finalizar el mitin. Miguel Rodríguez

En su breve estancia en Granada, siempre acompañado por la secretaria provincial del PSOE, Teresa Jiménez, le dio tiempo para pasear por el centro de la capital, junto al candidato socialista a la Alcaldía, Francisco Cuenca, y la totalidad de su candidatura, y de compartir mesa con representantes de la Asociación de Jóvenes Empresarios y la de Jóvenes Abogados. Por la tarde, recorrió Churriana de la Vega para protagonizar, posteriormente, un mitin en Las Gabias, en apoyo de la alcaldesa y candidata a la reelección, Vanesa Polo.

Pedro Sánchez volvió a Las Gabias, 18 años depués de asistir a la boda de Javier Aragón

Solo habló en el estrado habilitado en la Plaza de Andalucía de Las Gabias, ante el millar de fieles seguidores socialistas, que aguantaron estoicamente la hora de retraso acumulada por la comitiva de su líder a 39 grados a la sombra. Así fue cómo Pedro Sánchez volvió a Las Gabias, 18 años después de su primera visita para asistir a la boda de su amigo Javier Aragón, ex alcalde del municipio, ex delegado de Medio Ambiente y actual diputado andaluz. Aragón, orgulloso asistente al acto y en la comitiva pasajera de Pedro Sánchez, fue el primero que en Andalucía organizó una candidatura de apoyo a Pedro Sánchez a la secretaría general, que venció en las primarias a la que optaron Pedro Medina y el granadino José Antonio Pérez Tapias.

Aunque no coincidirá con Susana Díaz en los tres días de estancia en Andalucía, lo que ya va siendo habitual, Pedro Sánchez le dedicó sus primeras palabras para reclamar a Ciudadanos y Podemos, pero también al PP, que posibiliten a la candidata a la reelección socialista que forme gobierno y lo presida de nuevo porque “lo ha decidido el pueblo andaluz”.

Todas las ganas de mitin

39 grados. Plaza de Andalucía de Las Gabias, cubiertas con toldos. Previsto el mitin a las cinco de la tarde. Son ganas. Pero la agenda se impone. Una hora de retraso aliviado con botellas de agua y abanicos con la cara de la alcaldesa, Vanesa Polo, y del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien no se libró de los piropos.

Cuando avisaba de que ya terminaba, alguien del público gritó: “No te vas”. Sonó como un lamento de los que llegaron a la Plaza con una hora de antelación para no perdérselo. “Me tengo que ir a Jaén”, se disculpó el líder de los socialistas quien ofreció un discurso claro, sin leer. Estaba muy reconfortado, señalaron algunos cargos socialistas que pudieron saludarle brevemente.

Un comercio, en la esquina, no atendió a nadie. Hasta la dependienta en la puerta siguiendo el mitin, como lo seguían desde balcones algunas vecinas. Una buena tarde en Las Gabias, pese al calor sofocante que para disimular, la alcaldesa transformó en “calor humano”. JIP

Al PP le ha recriminado que esté dispuesto a "dejar sin gobierno en Andalucía con tal de que no gobierne el PSOE". Y se explayó sobre los tres partidos a los que aplicó en dos bloques algunas diferencias: “El PP pide el voto para que nada cambie y Ciudadanos y Podemos para constituir minorías de bloqueo". Frente a ellos, mostró a un PSOE transformador e igualitario que pide el voto para construir “instituciones justas” con “soluciones justas para la mayoría social".

El líder socialista firmando autógrafos. Miguel Rodríguez

Ante un público entregado que le interrumpió con aplausos varias veces, Sánchez se esforzó en marcar diferencias profundas con el resto de opciones políticas y, sobre todo, con el PP: “No es verdad que seamos iguales”, enfatizó, para subrayar que los socialistas habían puesto en pie “el estado de bienestar”, en un largo relato en el que destacó la sanidad y educación universal y gratuita, mientras que el PP, confrontó, las había “desmantelado”. “Hasta el final del terrorismo” incorporó a la lista de destacados. “No, no somos lo mismo”, repitió.

En su discurso incluyó una promesa electoral: que los pensionistas no tuvieran que pagar los fármacos en toda España.

En la senda de las municipales, emplazó a los socialistas a ganar a la derecha. Y a que “nadie les gane en ganas de ganar”. Para el líder del PSOE las municipales son vitales para comenzar a poner en práctica el “pacto entre generaciones” que promulga y que conlleva, sobre todo, asegurar “un trabajo y un sueldo dignos”. Sobre el desempleo, se refirió a la reforma laboral, que prometió derogar si llega a la Moncloa, en su segunda promesa electoral; a los empleos destruidos, y a la escasez de oportunidades, en especial para los jóvenes y las mujeres. Ante las cifras de empleados con las que presume el Gobierno, Sánchez dijo que la “reforma laboral” había creado solo “explotación laboral”.

"La reforma laboral solo ha creado explotación laboral"

Sánchez se comprometió a poner todas las instituciones al servicio de la creación efectiva de empleo y a promover una ley de igualdad salarial entre mujeres y hombres para impedir que las mujeres cobren un 24 por ciento menos por la misma responsabilidad.  Para cuestionar la presunta recuperación económica que vende el PP, señaló que hace años si para los jóvenes ser “mileurista” era algo que denunciaban los jóvenes, ahora es “un sueño” para ellos, en una España en la que uno de cada tres empleados, explicó, percibe 648 euros del salario mínimo y la mitad menos de 950 euros al mes.

En su relato concedió a los gobiernos de Felipe González la creación de la “España de los derechos” y a los de José Luis Rodríguez Zapatero, “la de las libertades”, las generaciones socialistas de ahora construirán la de las “oportunidades”.

Todo ello con alusiones al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy” al que reclamó que haga pública la “vergonzosa” lista de los amnistiados fiscales que aprobaron en 2012, lista de beneficiados que, según anunció, la hará público él si gana las próximas generales, de no hacerlo antes el Gobierno del PP.

Teresa Jiménez retrata a Pedro Sánchez y a dos simpatizantes con un móvil. Miguel Rodríguez

“Devolver la Diputación a los municipios y a los granadinos”

La primera en intervenir fue la secretaria  general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez. Segura y contundente, enfiló al presidente provincial del PP y de la Diputación de Granada, Sebastián Pérez, para reclamar un triunfo en las municipales de los socialistas que permitan “acabar con el sectarismo y el clientelismo” y devolver la institución provincial “a los municipios y a los granadinos y granadinas y no a los intereses” del PP.

Teresa Jiménez atribuyó al PSOE ser “la única garantía de gobierno para toda la mayoría” y “la única izquierda sensata”, al tiempo que se mostró convencida de que los socialistas ganarán en las urnas el próximo 24 de mayo porque tiene “los candidatos y los programas más justos”.

También se refirió a la investidura de Susana Díaz para pedir a los votantes que desconfíen de aquellos que “se alían  con la derecha y el PP para impedir un gobierno legítimo en Andalucía", y reclamó a esos partidos a que "no se alíen con los de siempre, que respeten las urnas y el voto mayoritario de la gente” y que permitan gobernar a Susana Díaz “si no son capaces de construir una alternativa en Andalucía". JIP

El líder socialista durante su intervención. Miguel Rodríguez

“Esta puñetera derecha”

La alcaldesa de Las Gabias y candidata a la reelección, Vanesa Polo, no podía estar más feliz con la visita de su secretario general, Pedro Sánchez, su secretaria provincial, Teresa Jiménez, y de la plana mayor de la ejecutiva provincial y de numerosos alcaldes y candidatos de la Vega.

No desaprovechó la oportunidad de quien sabe que es el centro de la atención mediática y se explayó contra la “puñetera derecha” y la “derecha rancia”. Presumió de ser alcaldesa y candidata de municipio en la que los socialistas llevan gobernando ininterrumpidamente desde las primeras elecciones municipales de 1979 y, entre sus logros, destacó la generación de 1.041 puestos de trabajo desde el Ayuntamiento. Hasta se atrevió a decirle a Pedro Sánchez que lo estaba “haciendo muy bien” y que no dudaba de que ganará las próximas generales. JIP