Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
El PSOE sostiene que aumentará en 62 millones el presupuesto anual para Granada

La nueva ley andaluza de Salud promoverá la incorporación de 700 nuevos profesionales a los hospitales y centros sanitarios de la provincia

Política - IndeGranada - Jueves, 20 de Agosto de 2015
La nueva Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público impulsada por la Junta promoverá la incorporación de casi 700 nuevos profesionales sanitarios a hospitales y centros de salud de toda la provincia de Granada, lo que permitirá reforzar la asistencia y las prestaciones públicas a todos los usuarios, según informó el PSOE.
El diputado socialista José Martínez Olmos.
Prensa PSOE
El diputado socialista José Martínez Olmos.

Martínez Olmos destaca que esta norma aumentará en 62 millones el presupuesto anual en sanidad para Granada y recalca que garantiza la universalidad frente a los recortes del PP

Así lo ha señalado el diputado socialista y portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso, José Martínez Olmos, quien ha avanzado que este refuerzo en las plantillas de los centros será una realidad gracias al aumento en 62 millones de euros del presupuesto anual en materia sanitaria que prevé la nueva norma para nuestra provincia.
 
Precisamente, una de las prioridades de la nueva ley, pionera en nuestro país y que podría estar aprobada en el primer trimestre de 2016, es el incremento de recursos económicos para blindar el sistema público de salud frente a futuras “tentaciones de privatización” y para garantizar una sanidad pública con suficiencia financiera, según ha incidido el representante socialista. De hecho, el objetivo es que a lo largo de la legislatura se alcance el 6,5 por ciento del PIB andaluz destinado este servicio público, frente al 6,01 por ciento actual.
 
Martínez Olmos ha detallado, además, que esta legislación suprime cualquier tipo de copago para las prestaciones de la cartera complementaria de servicios en el ámbito de competencias autonómicas y amortigua los efectos de los copagos impuestos por el estado, ya que faculta a la Junta para actuar y minimizar estos perjuicios. Un ejemplo es el copago de medicamentos para jubilados, donde la receta electrónica ha evitado que los pacientes andaluces -incluidos los 180.000 pensionistas granadinos- hayan tenido que adelantar cerca de 100 millones por la aplicación de esta decisión “injusta”.
 
 
Martínez Olmos ha destacado que la meta principal de la nueva ley es garantizar la cobertura universal y los derechos a la atención sanitaria y a la protección de la salud en el sistema público, “algo irrenunciable y que está recogido en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía”. “Los gobiernos socialistas demuestran con leyes como ésta su compromiso firme en la defensa de la sanidad pública y en ofrecer respuestas a las necesidades de los ciudadanos”, ha subrayado.
 
El diputado socialista ha asegurado que iniciativas como ésta contribuyen a frenar las políticas neoliberales y los recortes ideológicos en el ámbito sanitario impuestos por el PP. “La crisis ha sido una excusa que ha utilizado el PP para adoptar medidas fundamentalmente de carácter ideológico orientadas hacia una sanidad privada y para ricos, que rompe las garantías de universalidad, de equidad y de calidad, establecidas en el marco jurídico de la ley General de Sanidad de 1986, de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud de 2003 y de la Ley General de Salud Pública de 2011”, ha manifestado.
 
Por el contrario, la ley andaluza, ha indicado, permitirá seguir protegiendo, consolidando y avanzando en derechos, demostrando que la sanidad pública es sostenible y eficiente tanto social como económicamente.
 

Universalidad, eficiencia y apoyo a los profesionales

La nueva norma mantiene y consolida la naturaleza pública y universal de la prestación asistencial, así como el funcionamiento de servicios ya reconocidos para la población andaluza en el ámbito de la salud, como los del acceso a todas las prestaciones y al historial médico, la segunda opinión médica, la libre elección de médico, los cuidados paliativos y el consejo genético y la medicina predictiva.
 
La futura ley avanzará en otras actuaciones ya consolidadas como la gestión clínica, compras centralizadas, uso racional de medicamentos, cirugía ambulatoria, prescripción por principio activo, la selección pública de medicamentos…
 
Además, pretende implicar a la ciudadanía y a los profesionales, “el eje en  torno al que gira el sistema sanitario andaluz”, y prevé el refuerzo de la inversión en I+D+i, apoyando a los grupos de excelencia en investigación e innovación, e impulsando a otros emergentes, entre otras medidas.