El Patronato Provincial de Turismo de Granada, en Fitur 2022
La Junta evita darse por enterada y responde que es una protesta "ideológica"

Una lección en defensa de la escuela pública

Política - M.A. - Miércoles, 4 de Marzo de 2020
Docentes, padres y madres y alumnado protagonizan una gran movilización para rechazar el decreto de escolarización aprobado por el Gobierno de PP y Ciudadanos, que da ventajas a la concertada.
Llegada una de las manifestaciones a las puertas de la sede de la Junta.
IndeGranada
Llegada una de las manifestaciones a las puertas de la sede de la Junta.

Todos los sindicatos que representan a los miles de docentes que imparten clases en colegios e institutos públicos; familias comprometidas con la educación a través de las AMPA; y también alumnado, desde los más pequeños a aquellos que ya forman parte de sindicatos estudiantiles, se han sumado a la movilización en defensa de la escuela pública este miércoles.

Han secundado la huelga y han salido a la calle "por la escuela pública, la educación en valores, la educación en igualdad, la atención a la diversidad y la educación inclusiva". Lo resumía uno de los muchos carteles que portaban los participantes en las dos marchas que han recorrido Granada para expresar el rechazo de la comunidad educativa al decreto de escolarización aprobado por el Gobierno de PP y Ciudadanos. 

Pocas veces ha habido tanto consenso en torno a una medida educativa y sus consecuencias. Porque CSIF, sindicato mayoritario en el sector, las otras organizaciones de la Mesa Sectorial, como son ANPE, CCOO y UGT, además de USTEA y CGT, coinciden en que el decreto supone un ataque a la escuela pública. Como así lo ven también las asociaciones de madres y padres del alumnado, agrupadas en Granada en FAMPA Alhambra. Y lo es porque lo que hace es dar ventaja a la concertada, abriéndoles las zonas de las que podrán recibir alumnado. Se les allana el terreno para que no pierdan aulas y que sea únicamente la pública la que soporte el descenso de la natalidad. Y no porque no haya demanda en la escuela pública, sino por esa 'prima' que se concede a la enseñanza privada sostenida con fondos públicos.

Temen, además, que este decreto sea solo un primer paso. De hecho, el propio Gobierno andaluz ha reconocido que quiere ir más allá. El PP tiene firmado un compromiso con Vox para implantar el distrito único, lo que da una idea de que se andará un camino más largo. 

La escuela pública ha vuelto a demostrar este miércoles en Granada su fortaleza

La escuela pública ha vuelto a demostrar este miércoles en Granada su fortaleza, respaldando la jornada de huelga y las dos manifestaciones celebradas, a las que se han sumado organizaciones políticas de izquierda. El éxito de la movilización, incontestable, debería obligar al consejero Javier Imbroda a escuchar a docentes y familias. "Debe tomar nota de ello", ha dicho el responsable de Educación de CSIF Granada, Manuel Pérez. Así lo esperan también las familias. Rosa Funes, presidenta de FAMPA Alhambra, lo ha resumido durante la movilización: la comunidad educativa ha expresado "alto y claro" el rechazo al decreto de escolarización. 

Un decreto que, como recuerdan las organizaciones sindicales, ha obviado el contenido del dictamen del Consejo Escolar de Andalucía. El secretario de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, Diego Molina, que ha participado en la manifestación de Granada, ha enfatizado que ese dictamen recogía "el consenso" de la comunidad educativa. Y la Consejería "ha tirado ese consenso a la basura". 

Sin embargo, mientras esas manifestaciones se estaban celebrando en todas las capitales andaluzas, el consejero Imbroda compareció ante los periodistas y no dio muestras de haber tomado nota, como le pide la comunidad educativa. El decreto "seguirá su curso", dijo defendiendo que "no supone ningún tipo de riesgo para la educación pública"

Más información: