Ven al Parque de las Ciencias

La campaña se envenena en el ecuador

Política - J.I.Pérez - Viernes, 15 de Mayo de 2015
Tres campañas electorales, que se cruzan y retroalimentan, conviven en Granada: la de mayoría de candidatos que explican sus propuestas; la que percibe la ciudadanía; y la que sube de intensidad hasta envenenar el debate en el ecuador de la campaña.
La campaña sube de tono.
Miguel Rodríguez
La campaña sube de tono.

Tres campañas electorales, que se cruzan y retroalimentan, conviven en Granada en estas municipales: una es la de la mayoría de los candidatos y candidatas que, con mayor o menor fortuna, explican sus propuestas ante la prensa y en actos con simpatizantes y vecinos. La otra es la que vive –o padece- durante la quincena la ciudadanía. Pero hay una tercera que ha ido subiendo en intensidad hasta envenenar el debate en el ecuador de la campaña.  Habita por encima de las otras dos por el ruido que genera y amenaza con acaparar toda la atención. Otra vez la Alhambra, el asunto predilecto de los populares  que ya airearon en las autonómicas. Y junto a ello se suma la sentencia del TSJA que no condena a nada, pero que deja en evidencia al presidente de la Diputación de Granada.

Como era más que previsible, el PP ha vuelto a mirar a la Alhambra. La oposición considera que se debe a la ausencia de argumentos para defender la gestión municipal y de propuestas de futuro. Es la Alhambra y lo que le rodea un asunto altamente sensible con tintes populistas. O, acaso, ¿no lo es jugar a la granadinidad de un monumento universal? Pero el Atrio tiene miga. Una elevada inversión que no se puede ni justificar ni entender en estos tiempos  de obligada austeridad –salvo que la Junta crea al Gobierno y dé por concluida la crisis, contra cuyas consecuencias clama, por cierto, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez-.

Mientras el PSOE local se dedicaba a lo suyo, sin querer prestar atención a lo que decía o no el PP sobre el conjunto monumental, dado el incordio que supone el asunto, el desafortunado “tontos del culo” de la directora del Patronato, María del Mar Villafranca, que luego rectificó, explotaron. Y aunque, se mire por donde se mire, era un insulto a los votantes del PP, los propios populares lo celebraron. Y exigieron la dimisión de Villafranca, respaldada por del delegada del Gobierno, Sandra García, la única voz socialista que se quiso pronunciar.

El desliz de Villafranca dio alas a los populares, que se crecieron y no soltaron la presa. Hasta camisetas y cuñas radiofónica con lemas tan originales como “Alhambra es Granada”.

Los socialistas se encontraron un parapeto, la sentencia

Ayer, los socialistas se encontraron sin querer con un parapeto contra tanta Alhambra. Llegó en forma de sentencia, que adelantó La Voz de Granada. La dicta el TSJA y ratifica en todos sus extremos la resolución previa de un juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Granada que observó la concurrencia de "desviación de poder" en la resolución que el presidente de la Diputación, firmó el 4 de octubre de 2011 acordando suspender la fase de valoración de méritos del concurso convocado para la provisión del puesto de secretario general de la institución.

La sentencia deja mal parado al presidente de la Diputación de Granada, Sebastián Pérez. No, no condena, como se esforzó ayer en defender el PP en el literal sentido de la primera acepción de la RAE del significado de condenar: “1. tr. Dicho de un juez: Pronunciar sentencia, imponiendo al reo la pena correspondiente o dictando en juicio civil, o en otras jurisdicciones, fallo que no se limite a absolver de la demanda”.

Pero sí en el  de su tercera acepción:

3. tr. Reprobar una doctrina, unos hechos, una conducta, etc., que se tienen por malos y perniciosos”.

Eso es lo que hace exactamente el TSJA, al aludir al hecho de que la Diputación, en una resolución firmada por su presidente designara para el cargo a otra persona modificando la Relación de Puestos de Trabajo para que el puesto fuera cubierto por el sistema de libre designación. Proceso por el que se  impidió "sin causa legal" que el puesto convocado se consiguiera conforme a los principios de "igualdad, mérito y capacidad", señala la sentencia.

Cuando La Diputación reaccionó bien entrada la tarde, la mayoría de los partidos se habían ya pronunciado. Para pedir la dimisión, como en el caso de Vamos Granada, hasta la postura más suave, como en el caso del PSOE, que lo hizo a través de un comunicado que daba voz  al diputado socialista Manuel Gómez.

La Diputación envió una nota, digna de leer en su integridad, en el que el portavoz del equipo provincial de Gobierno, José Torrente, no deja títere con cabeza.

“Sencillamente esa noticia es falsa porque Sebastián Pérez no ha sido juzgado ni está condenado por ninguna sentencia ni ningún tribunal le imputa desviación de poder o cualquier otra conducta ilegal”, señala Torrente en la nota. 

“Los terminales mediáticos y piratas afines al PSOE han vuelto a mentir a los ciudadanos, pero a su vez han hecho el ridículo manipulando un documento judicial en el que no se hace referencia a ninguno de estos dos extremos”, explica el portavoz en alusión a una condena personal o la imputación de un delito. 

(El Independiente de Granada fue ayer el único medio que ofreció íntegras las dos sentencias, así como el comunicado de la Diputación. Hoy lo volvemos a ofrecer).

Pero antes de que Vamos Granada difundiera un tuit de Íñigo Errejón respaldando a la candidata Marta Gutiérrez, “frente a un PP que integra a condenados por corrupción”, el PP había vuelto a la Alhambra. Y nada menos que por medio de su presidente provincial, el hombre más aludido ayer, quien, sin embargo en el comunicado difundido por los populares no se pronuncia sobre la sentencia, sino sobre Villafranca. Sebastián Pérez dice que Susana Díaz y Teresa Jiménez  hacen suyo el insulto si no destituían a la directora del Patronato.

Pero por la mañana, otra bomba: Isabel Nieto, concejal de Urbanismo y mano derecha del alcalde, sin venir en apariencia a cuento y durante una rueda sobe la remodelación del eje San Jerónimo-San Juan de Dios, acusa a la Alhambra de “desviar fondos”. Hoy prometen más.

Estas son las sentencias íntegras, asi como la nota de prensa de Diputación: