Recicla, para respirar un aire más limpio
Supondrá un coste anual de más de 115.000 euros

IU critica la intención del alcalde de recolocar a dos ex concejales como altos cargos

Política - IndeGranada - Sábado, 18 de Julio de 2015
El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha criticado que el alcalde de Granada utilice los puestos de personal directivo y altos cargos del Ayuntamiento para colocar a ex concejales del PP que perdieron su acta en las pasadas elecciones municipales.Puentedura critica esta decisión que costará al Ayuntamiento, entre retribuciones salariales y costes de seguridad social, más de 115.000 euros al año
De este modo el de la de la formación de izquierdas señala que en el pasado pleno del Consejo Municipal de Participación Vecinal el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, anunciase a los presidentes de las asociaciones de vecinos de Granada “que próximamente nombrará al exconcejal de Juventud, Juan Francisco Gutierrez, como asesor de la alcaldía y al exconcejal de Educación y Empleo, Jorge Saavedra, como Coordinador del área de Deportes del Ayuntamiento de Granada. Para Puentedura “es muy grave que se utilice la estructura de puestos directivos del Ayuntamiento de Granada y se creen altos cargos con objeto de recolocar a concejales del PP, sin atender por tanto a criterios técnicos, de cualificación profesional ni respetar los criterios de igualdad mérito y capacidad que deben regir en el nombramiento de los puestos públicos municipales”.
 
Además Puentedura señala “que estos dos puestos, entre retribuciones salariales y costes a la seguridad social costarán a las arcas municipales más de 115.000 euros al año, que bien podrían destinarse a políticas que generen empleo o que implementen las prestaciones sociales o mejoren los equipamientos y espacios públicos municipales”.
 
“Aunque esta decisión sea legal a juicio de Izquierda Unida no es ética” indica Puentedura quien recuerda “que ya en el pleno de organización desde nuestro grupo municipal rechazó la duplicidad que implica tener Coordinadores de Área y Directores Generales de las mismas áreas y que a estos puestos se les pudiese exceptuar de ser funcionarios y empleados públicos del Ayuntamiento de Granada, lo que implica un sobrecoste a las arcas municipales que se puede evitar, pues en el Ayuntamiento de Granada hay más de 2.000 empleados públicos que bien pueden atender esas tareas y con una cualificación técnica y profesional intachable”.
 
Sin embargo, critica Izquierda Unida, la intención del alcalde, manifestada públicamente ante los representantes vecinales, “es usar estos puestos no para responder a las necesidades objetivas y organizativas del Ayuntamiento sino para recolocar a cargos del Partido Popular que se han quedado sin acta de concejal y pagarlo con dinero público” asegura Puentedura.