Acude al partido internacional de fútbol sub-21 España-Rumanía
En el 28F

Diez cambios que precisa Andalucía

Política - Redacción El Independiente de Granada - Jueves, 28 de Febrero de 2019
En el Día de Andalucía, proponemos una reflexión sobre diez cambios que necesita Andalucía
IndeGranada

1. Empleo

Es preciso un plan global por el empleo en Andalucía. Insostenible la tasa de paro, que no solo frena el desarrollo de la comunidad, esconde historias de tragedias. 
 

2. Listas de espera

Una norma que no se cumple: el decreto de garantías de tiempos de respuesta para intervenciones quirúrgicas, que reconoce el derecho a la atención en un tiempo máximo de 180 días para un total de 700 técnicas quirúrgicas, un plazo que se ha reducido a 120 días para los 11 procesos asistenciales más comunes, que incluyen 71 técnicas y a 90 días para determinados procedimientos quirúrgicos relacionados con la cirugía cardíaca. Granada es además la más perjudicada.
 

3. Gentrificación

Los centros históricos de nuestras ciudades se transforman: la población original es progresivamente desplazada por otra de un nivel adquisitivo mayor. Las clases medias se empobrecen y son desplazadas por personas de estatus económico superior, mientras la demanda inmobiliaria se internacionaliza. Granada es un ejemplo. Y pocas medidas para evitarlo. Las urbes están perdiendo su ADN.
 

4. Despoblamiento del interior

Nuestros pueblos del interior se vacían, se quedan sin habitates. Los jóvenes salen en busca de un mejor futuro. Todavía no hay internet en todos los pueblos y los apagones siguen, como en la Andalucía en blanco y negro. 
 

5. Centralismo sevillano

El centro de Andalucía no está en la malagueña Antequera, pese a que históricamente así se le ha considerado. Ni tan siquiera en la localidad cordobesa de Monturque, como determinó un estudio preciso del Centro Nacional de Información Geográfica, realizado con los datos más fiables y cotejado con el software GIS (Sistema de Información Geográfica). El centro de Andalucía está en Sevilla. Capital de Andalucía, sede del Gobierno y del Parlamento, cabecera de los principales medios de comunicación. Y lo que allí ocurre se dimensiona. A veces, como si no importara nada más o fuera secundario, desde una visión global andaluza.
Solo la pujante Málaga le disputa a Sevilla la primacía, respaldada por su poderío económico, cimentado en el turismo de playa, al que suma, desde que la capital de la Costa del Sol se reinventó, una envidiable oferta cultural. 
El nuevo cambio de Gobierno andaluz trae consigo un nuevo cambio geopolítico: el eje Sevilla-Málaga. Granada, relegada, de todas formas.
 

6. El insulto y el tópico

Ya está bien. El último ejemplo, el presentador Pablo Motos, que se mofó del acento de un científico granadino en su programa 'El Hormiguero'. Motos se suma a la larga lista de insultos, en el que destacan dirigentes del PP cuando gobernaban los socialistas la Junta. Y junto a ello, los lamentables tópicos que aún perduran para denigrar al andaluz o andaluza.
 

7. Canal Sur

La radio y televisión pública andaluza es imprescindible. Pero necesita un cambio estructural y de concepto de arriba abajo. Aire fresco y eliminación de programas que alimentan tópicos.
 

8. Turismo masificado

Corremos el riesgo de convertir nuestros cascos históricos en pequeños parques temáticos. Ciudades para el turista, que conlleva en muchos casos, la ocupación extrema de la vía pública. 
 

9. Más iconos, más allá de Machado, Lorca y Picasso

Pocos territorios han engendrado tanto talento como Andalucía. Reivindiquémoslo. No nos quedemos en los Machado, Lorca y Picasso, que por supuesto hay que reivindicarlos, leerlos y admirar y comprender sus obras. Pero no dejemos en el olvido a tantas mujeres y hombres en multitud de artes que han contribuido a engrandecer Andalucía.
 

10. Más inversión científica

La inversión científica debe ser una prioridad. Duele de tanto decirlo. 
 
Y no ceder en la lucha contra las desigualdades y la violencia de género: Y no cesar en la lucha contra las desigualdes y la violencia machista.