Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
Día de la Juventud

5.000 universitarios han abandonado sus estudios en Granada por los recortes

Política - IndeGranada - Miércoles, 12 de Agosto de 2015
El PSOE atribuye este descenso de estudiantes, del 8 por ciento, a las políticas de Rajoy. El diputado José Martínez Olmos cifra en 53 millones de euros las pérdidas económicas que ha ocasionado este descenso de universitarios a Granada.
José Martínez Olmos.
Prensa PSOE
José Martínez Olmos.

El diputado nacional, José Martínez Olmos, ha denunciado que 5.000 estudiantes granadinos, y 16.000 a nivel regional, han tenido que abandonar sus estudios universitarios como consecuencia de los recortes educativos del Gobierno del PP en esta legislatura. 

La Universidad de Granada ha pasado de tener 54.126 alumnos hace cuatro años a 49.230, un 8 por ciento menos desde que gobierna Rajoy. Un descenso que, según el socialista, es “fruto de los recortes injustos y política discriminatoria llevada a cabo por Gobierno de España, que no cree en la educación pública”. 

En su comparecencia ha explicado que los 8.000 millones de euros que el PP ha recortado en educación pública a nivel nacional durante estos años -un 0,8% menos del PIB-, junto a la disminución de la cuantía de las becas y el aumento de las tasas universitarias hasta un 30%, ha repercutido en nuestra provincia y ha supuesto “un maltrato importante a los estudiantes granadinos con menos recursos económicos que por primera vez en mucho tiempo han tenido que abandonar sus estudios porque no podían seguir pagándolos”.  

Para el socialista las medidas insolidarias del PP, además de atacar directamente a la igualdad de oportunidades del sistema público educativo,  tienen "un impacto negativo" en la economía de nuestra ciudad donde la universidad juega un papel importante. Así, ha calculado que el descenso de alumnos granadinos ha supuesto una pérdida de 53 millones en Granada. 

Martínez Olmos ha valorado sin embargo “el compromiso con la universidad pública y esfuerzo de la Junta de Andalucía” para amortiguar al máximo los recortes educativos del Gobierno de España, especialmente en época de crisis. 

Y en esta línea, ha citado la bajada de las tasas universitarias, la posibilidad de fraccionar la matrícula, las becas para los estudios del B1, el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Ejecutivo de Susana Díaz contra la Lomce o el incremento presupuestario como ejemplos que contrastan claramente con la actitud del PP que “lleva cuatro años torpedeando, endureciendo los requisitos académicos y recortando la educación en España.