Loading
Indenews
Una visión ácida y humorística de la realidad con noticias ficticias, por José Miguel Muñoz

Ordenan el desahucio del okupa que vive en el helicóptero de la rotonda

Indenews - José Miguel Muñoz - Lunes, 1 de Junio de 2015
Stop Desahucios pide al Ayuntamiento que le deje residir allí mediante un alquiler social. El inquilino desafía al Consistorio: "no me pienso ir, aquí me quedaré".
Helicóptero de la rotonda del Camino de Ronda donde vive el okupa.
M. RODRIGUEZ
Helicóptero de la rotonda del Camino de Ronda donde vive el okupa.

El Ayuntamiento ha ordenado el inminente desalojo del okupa que, desde hace semanas, vive en el helicóptero de la rotonda del Camino de Ronda con la carretera de Armilla. Se trata de Alfonso Gómez, que es piloto de helicópteros de profesión. Gómez pilotaba el helicóptero que se estrelló en 2005 con Rajoy y Esperanza Aguirre, y desde entonces cayó en desgracia. “Me echaron la culpa del accidente, cuando en realidad fue por llevar demasiada carga”, cuenta. “Rajoy me enfiló y no paró hasta que me echaron”.

Sin trabajo y con el estigma del famoso percance, Gómez vagabundeó hasta llegar a Granada, donde había sido instructor de vuelo en la base aérea de Armilla. De hecho, él estrenó en 1977 el helicóptero que adorna la rotonda, un Sikorsky S-76 Spirit cedido a la ciudad por el Ejército del Aire. Un día, deambulando de madrugada por el Camino de Ronda, cartón de Don Simón en mano, se encontró con el helicóptero allí puesto y creyó estar viendo visiones, producto del alcohol. “¡Es mi helicóptero!”, exclamó.

Sin saber aún cómo, subió por el alargado pedestal hasta el aparato, cuya puerta consiguió abrir no sin dificultad, mientras un joven que regresaba de los bares de Pedro Antonio comentaba: “ese está peor que yo”. Desde entonces Gómez ha vivido allí, bajando de madrugada para no ser visto cuando lo necesitaba, y sin ser descubierto cuando estaba dentro gracias a los cristales tintados de las ventanillas.

Stop Desahucios ha convocado una concentración en la rotonda para evitar el desalojo de Gómez y pide al Ayuntamiento que le deje residir allí mediante un alquiler social. "Y habría que ponerle al menos un wáter y una cocina express, porque el aparato no reúne las condiciones mínimas de habitabilidad", afirma un portavoz del colectivo.

El piloto no se resigna y luchará: “mi vida son los helicópteros, no me pienso ir, aquí me quedaré”, dice, desafiante. Y no descarta realizar una maniobra sorpresa: “En el tiempo que llevo aquí he conseguido reparar algunas cosas que fallaban del aparato, lo conozco como la palma de mi mano. Cualquier día salgo de aquí volando”, avisa.

Esto es una noticia ficticia de Indenews, la sección de sátira y humor de El Independiente de Granada