El Marrón Más Caro del Mundo
Los fondos están depositados en el Centro Lorca de Granada

El legado de Lorca, protegido como Bien de Interés Cultural

Cultura - IndeGranada - Miércoles, 6 de Mayo de 2020
La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico asegura que la medida garantiza la unidad y conservación de los fondos en óptimas condiciones.
Los fondos están depositados en el Centro Lorca.
Junta de Andalucía
Los fondos están depositados en el Centro Lorca.

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico protege como Bien de Interés Cultural (BIC) el legado del poeta Federico García Lorca que se encuentra depositado en el Centro Lorca de Granada. Se trata de "un legado excepcional tanto por su singularidad e integridad como por su significado histórico y literario", compuesto por miles de piezas como libros, manuscritos, epistolarios, fotografías y dibujos, entre otros elementos, según ha destacado la Junta. 

La consejera Patricia del Pozo ha señalado que, "con esta medida, preservamos un conjunto de elementos patrimoniales inigualable que permite reconstruir de forma modélica la trayectoria vital de Lorca, al tiempo que permite reconocer su genialidad artística y su compromiso social". Así, la declaración BIC del legado del poeta garantiza su unidad y su conservación en óptimas condiciones.  

La protección como BIC en Andalucía llega tras un primer intento frustrado de la Comunidad de Madrid, en un trámite que se impulsó en plenas negociaciones para que la familia Lorca depositara el legado en el Centro Lorca de Granada. Finalmente este trámite no prosperó. 

A este respecto, la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, a través de la Dirección General de Patrimonio Histórico y Documental, ya ha incoado el procedimiento para la inscripción del legado del poeta Federico García Lorca en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA), como Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de mueble. La medida aparecerá en breve publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).  

De indudable valor cultural e histórico, el legado de Federico García Lorca está integrado por un valioso conjunto de documentos originales, manuscritos autógrafos de su obra poética, dramática o en prosa, libros, dibujos, cuadros y grabados, cartas y fotografías, partituras y discos, documentos personales, administrativos, carteles, invitaciones o programas, entre otros elementos, que comprenden desde 1909 a 1936. 

Con la protección de este legado se preserva, además, la biblioteca personal del escritor, compuesta por ediciones de sus obras editadas en vida, ediciones de época y revistas literarias, que reflejan su quehacer intelectual, su trayectoria creativa, sus inclinaciones y gustos estéticos, las influencias recibidas y el ambiente en el que se desarrolló su vida y obra. 

A este patrimonio documental y bibliográfico se suman, otros bienes muebles, entre los que destacan los testimonios artísticos -decorados, bocetos para carteles o figurines- de creadores como Salvador Dalí, Manuel Ángeles Ortiz, José Caballero, Benjamín Palencia, Emilio Grau, Ismael González de la Serna o Ramón Gaya, entre otros. Cabe señalar, también, algunas piezas de indumentaria como el traje de marinero de Federico para la fiesta de Buenos Aires o el mono y la insignia del grupo teatral La Barraca. 

Los bienes que forman parte del Legado Federico García Lorca se encuentran inventariados por la Fundación que lleva el nombre del poeta. Son especialmente valiosos los ocho volúmenes del ‘Catálogo General de los Fondos Documentales (1992-2008)’, publicados bajo la dirección de Christian De Paepe y la colaboración de Rosa María Illán de Haro y Sonia González García, donde se reúne la documentación relacionada con su actividad artística literaria (vol. I y II: poesía; vol. III: prosa; vol. IV: teatro), su correspondencia (vol. V: la enviada por él y vol. VI: la enviada a él), los documentos varios y numerosos suplementos a los volúmenes anteriores (vol. VII) y lo que se conserva de la biblioteca de Federico en la Fundación (vol. VIII). Los dibujos de Federico también se publicaron por Mario Hernández en ‘Federico García Lorca. Dibujos. Proyecto y catalogación’ (1986) y en ‘El libro de los dibujos de Federico García Lorca’ (1998).