Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
Artículo de opinión por Luis Molina, trabajador del Área de Cultura de la Junta y miembro del comité de empresa por CCOO

Granada Capital Cultural, ¿de qué?

Cultura - Luis Molina - Jueves, 13 de Febrero de 2020
Una reflexión sobre la Capitalidad Cultural Europea a la que aspira Granada para 2031, desde el análisis de los centros culturales dependientes de la Junta de Andalucía, que firma un experto conocedor de su 'crítica situación', como es Luis Molina, trabajador del Área de Cultura de la Junta y miembro del comité de empresa por CCOO.
Lema de la candidatura de Granada a la Capitalidad Cultural de 2031.
IndeGranada
Lema de la candidatura de Granada a la Capitalidad Cultural de 2031.

Como trabajador de la Delegación de Cultura de la Junta, me indigno cada vez que leo en prensa alguna noticia sobre la Capitalidad Cultural de Granada, ya que conozco de primera mano la crítica situación de los centros dependientes de la Junta de Andalucía en Granada. 

A saber: De los cuatro Conjuntos Arqueológicos: Cerro de la Encina, en Monachil; Peña de los Gitanos, en Montefrío; Cerro de la Virgen, en Orce y Castillón Alto, en Galera, cuya custodia corresponde a la Junta, sólo los dos primeros disponen de un vigilante, cuando su plantilla (así lo establece la relación de puestos de trabajo) es de dos. Los yacimientos de Orce y Galera están abandonados a merced de expoliadores y vándalos; amén de estar sin ningún tipo de mantenimiento

A saber: De los cuatro Conjuntos Arqueológicos: Cerro de la Encina, en Monachil; Peña de los Gitanos, en Montefrío; Cerro de la Virgen, en Orce y Castillón Alto, en Galera, cuya custodia corresponde a la Junta, sólo los dos primeros disponen de un vigilante, cuando su plantilla (así lo establece la relación de puestos de trabajo) es de dos. Los yacimientos de Orce y Galera están abandonados a merced de expoliadores y vándalos; amén de estar sin ningún tipo de mantenimiento. 

Este pasado sábado estuve visitando la Zona Arqueológica de Montefrío y las encinas crecen entre los restos destrozando muros de piedra del Poblado del Castellón. En la estratigrafía del poblado de Los Castillejos hay una grieta que supone un grave riesgo de caída para cualquier visitante, esperemos no tener otra desgracia como la acaecida en un pozo de Málaga.

Si nos trasladamos a la capital, respecto a la Biblioteca de Andalucía, debido a la falta de personal, al no cubrirse las bajas se ha llegado a plantear el cierre de algún turno de atención al público.

En los museos, tanto en el de Bellas Artes como en La Casa de los Tiros es raro el día que se pueden contemplar todas las salas ya que, día sí día también, es necesario cerrar salas e incluso plantas por falta de personal

En los museos, tanto en el de Bellas Artes como en La Casa de los Tiros es raro el día que se pueden contemplar todas las salas ya que, día sí día también, es necesario cerrar salas e incluso plantas por falta de personal. 

Y qué decir del Museo Arqueológico, después de tantos años cerrado ha abierto sus puertas con solo 3 pequeñas salas, que albergan una ínfima parte de los fondos de los que dispone el Museo.

Como granadino conformista que soy, no voy a osar pedirle a la Junta que abra nuevos Museos, como han hecho en Málaga, ni siquiera que se haga una nueva Biblioteca de Andalucía y deje de estar de prestado en el edificio del Estado que comparte con la Biblioteca Provincial, para que por lo tanto esta última pueda disponer de espacio suficiente para atender a la ciudadanía dignamente.

Como granadino conformista que soy, no voy a osar pedirle a la Junta que abra nuevos Museos, como han hecho en Málaga, ni siquiera que se haga una nueva Biblioteca de Andalucía y deje de estar de prestado en el edificio del Estado que comparte con la Biblioteca Provincial, para que por lo tanto esta última pueda disponer de espacio suficiente para atender a la ciudadanía dignamente

O que se doten plazas desdotadas en el Centro de Documentación Musical para poder dar servicio por la tarde a personal investigador, profesorado y estudiantes, que por la mañana no pueden disfrutar de los magníficos fondos allí custodiados.

Ni me atrevería a pedir una nueva sede para el Museo de Bellas Artes, cuya magnífica colección pasa totalmente desapercibida, e incluso es desconocido al encontrarse dentro del recinto de la Alhambra.

O una ampliación del Museo Arqueológico para que se puedan exhibir más fondos y poder dar al visitante una visión completa del magnífico pasado de Granada.

Sólo le voy a pedir a los responsables de la Junta que lo “poco que tenemos en Granada” se conserve y se ponga en valor, con una dotación suficiente de personal que permita divulgar nuestro Patrimonio, sin ponerlo en peligro, y sin poner en peligro a personal trabajador y visitantes.

 

Luis Molina es trabajador del Área de Cultura de la Junta y miembro del comité de empresa por CCOO.