Ven al Parque de las Ciencias

De Cuenca recibe el Premio Lorca con "enorme ilusión" al ser Federico "sagrado y mítico" para él

Cultura - Europa Press - Jueves, 21 de Octubre de 2021
Luis Alberto de Cuenca.
E.P./Archivo
Luis Alberto de Cuenca.

El escritor Luis Alberto de Cuenca (Madrid, 1950) ha recibido "con enorme ilusión" el XVIII Premio Internacional Federico García Lorca-Ciudad de Granada, en tanto el nombre del poeta de Fuente Vaqueros es "sagrado y mítico" para él desde su infancia. El galardón es "un auténtico filtro vigoroso para acometer el porvenir", ha agregado.

En declaraciones a Europa Press, Luis Alberto de Cuenca ha reconocido que sabe "poemas enteros de memoria" de Lorca, y se ha congratulado de que la concesión de este premio, considerado uno de los más prestigiosos en el ámbito de la poesía escrita en español, coincida con la llegada a las librerías de su libro 'Después del paraíso', editado en la colección 'Palabra de honor' de Visor.

Federico representa el "elemento más original" de la Generación del 27, y alcanza "lo más hondo del hombre" con su literatura, que "agota el hecho humano" al modo en que lo hicieron otros escritores universales como William Shakespeare, ha proseguido De Cuenca.

El poeta madrileño ha señalado que prevé poder venir a Granada a recoger el premio, del que le ha dado cuenta este jueves el alcalde de la ciudad, Francisco Cuenca, como presidente del jurado, partiendo de la base de que confía en que no se vuelva a las "andadas de una nueva ola" por la pandemia del coronavirus.

A excepción de "ocho o diez días de parón ante el horror que estaba en la calle" por la pandemia, ha dicho que "la reclusión siempre agudiza el ingenio" y las "ganas de escribir", por lo que, tras esa primera adaptación, pudo "subsanar la situación" con la literatura

La crisis sanitaria no la ha "vivido mal" y estuvo trabajando y escribiendo a excepción de "ocho o diez días de parón ante el horror que estaba en la calle", ha detallado, explicando que "la reclusión siempre agudiza el ingenio" y las "ganas de escribir" por lo que, tras ese primera adaptación, pudo "subsanar la situación" con la literatura.

El jurado del Premio Lorca, que ha alcanzado su veredicto por unanimidad, ha situado los orígenes de De Cuenca en la poesía culturalista que representaban los novísimos, y ha explicado que su obra ha estado "muy marcada" por las referencias culturales que vienen de la antigüedad pero también en "tránsito" a un "mundo referencial" de "formas más coloquiales y apegadas a la estética popular", en la que tienen cabida muchas de las manifestaciones contemporáneas de las artes, como pueden ser el cómic, el cine, la novela gráfica o la música pop.

No en vano, Luis Alberto de Cuenca fue autor de algunas de las letras más conocidas de la Orquesta Mondragón, y sus poemas han sido también musicados por Gabriel Sopeña e interpretados por Loquillo. Sea como sea, con su obra consigue "entrar en convivencia con la más sofisticada erudición clásica", ha remachado Andrés, que ha recordado también su formación en la filología clásica, con reconocidas traducciones desde el griego clásico o el francés antiguo.

Su obra poética se inicia en 1971 con 'Los retratos' y prosigue con 'Elsinore', 'Scholia' y 'Necrofilia', en la línea de la poesía culturalista. Posteriormente, son rasgos reconocibles en su trabajo la ironía, el lenguaje coloquial, el distanciamiento o la mezcla de lo cotidiano y lo libresco, según ha informado la organización tras el acto, que ha tenido lugar en el Centro Lorca, con la presencia de, entre otras personalidades, Laura García-Lorca.

De Cuenca fue elegido académico de número de la Real Academia de la Historia en 2010, y su obra poética, en general, se viene caracterizando por una "lírica irónica y elegante, a veces escéptica, o desenfadada, en la que lo trascendental convive con lo cotidiano".