Acude al partido internacional de fútbol sub-21 España-Rumanía

La Alhambra celebra sus 150 años de bien cultural con una exposición de más de 300 piezas sobre el monumento

Cultura - Europa Press/IndeGranada - Jueves, 14 de Febrero de 2019
'Monumento y Modernidad' se puede ver en la Capilla del Palacio de Carlos V hasta el 24 de mayo, con visitas guiadas gratuitas los sábados.
Inauguración de la exposición en el Palacio de Carlos V.
jmg/junta andalucía
Inauguración de la exposición en el Palacio de Carlos V.

La Alhambra ha inaugurado este jueves la exposición 'Monumento y Modernidad', con la que conmemora el 150 aniversario de su declaración como bien cultural a través de más de 300 piezas, entre fotografías, documentos y objetos curiosos, que ofrecen una mirada de la fortaleza nazarí contemporánea, a través de su faceta monumental y de modernidad.

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha inaugurado en su primera visita a Granada esta muestra instalada en la Capilla del Palacio de Carlos V, con la que el monumento nazarí pretende conmemorar la efemérides de este distintivo de protección y que podrá visitarse hasta el 24 de mayo.

Todos los sábados, a partir de las 11.00 horas, se van a organizar visitas guiadas gratuitas a la exposición. Los interesados en participar en estos recorridos deben reservar previamente su plaza en alhambraeduca.pag@juntadeandalucia.es. También se ha editado un cuidado catálogo que puede adquirirse en la Tienda Librería de la Alhambra y en puntos especializados.

Comisariada por el doctor en Historia Contemporánea por la Universidad de Granada y Catedrático de Secundaria Javier Piñar Samos, y por el ingeniero industrial, profesor de la UGR y Premio Nacional de Ingeniería Industrial en 2008 Miguel Giménez Yanguas, la exposición se centra en el periodo comprendido entre 1868 y 1936, momento en el que la Alhambra deja de ser un sitio real para convertirse en una propiedad del Estado.

Objetos curiosos

Según sus comisarios, "este cambio de titularidad vino acompañado de sensibles transformaciones institucionales y tecnológicas que afectaban a muchos sectores de actividad en la España de la Restauración y también en la Alhambra. Así, partiendo del monumento y del turismo como expresión del nuevo tiempo, el discurso expositivo gira en torno a la modernidad en su dimensión tecnológica".

Además de fotografías y documentos históricos, en la exposición también se muestran objetos curiosos como una bomba contra incendios, arcos voltaicos o unos anteojos que utilizaban los turistas para contemplar el paisaje desde la Torre de la Vela, entre otros.

Según Javier Piñar, estas piezas "son representativas de una nueva época en la Alhambra y se utilizaron bien para garantizar la integridad del conjunto frente a rayos, incendios y sustracciones; para implantar la iluminación artificial en el recinto, con gas y la electricidad; con los nuevos sistemas de conducción y uso del agua o en la planificación de nuevos accesos y sistemas de transporte, concretados sobre todo con la llegada del tranvía en 1907".

De hecho, según ha asegurado Piñar, durante este periodo se empezaron a utilizar nuevos materiales como el hierro y el hormigón en la restauración del monumento y, junto a los avances surgidos en la representación gráfica -como la planimetría, litografía, fotografía y cine- "sirvieron para impulsar la proyección de la imagen de la Alhambra contemporánea".

Por su parte, para el director del Conjunto Monumental nazarí, Reynaldo Fernández Manzano, 'Monumento y Modernidad' (1868-1936) "acerca la Alhambra del pasado a la Alhambra del presente".

Tres secciones

La exposición está dividida en tres secciones: 'El Monumento Alhambra', 'Las innovaciones tecnológicas' y 'El impacto inicial del turismo'.

Así, en la primera se abordan aspectos relacionados con la modernización institucional del monumento nazarí; en la segunda, se hace hincapié en la adaptación del Conjunto Monumental a sus nuevas funciones, como la seguridad frente a los incendios, iluminación artificial, accesibilidad y organización de la visita; y, en la tercera, la Alhambra y el turismo son el principal argumento. Una decena de coleccionistas privados han cedido diferentes piezas para la exposición Monumento y Modernidad (1868-1936).

El ingeniero Miguel Giménez Yanguas, por su parte, ha aprovechado la organización de la muestra para comunicar su intención de donar parte de su colección tecnológica al Patronato de la Alhambra y Generalife.

Del Pozo ha incidido en que esta muestra es "un viaje a través del tiempo para mostrar una mirada de la fortaleza nazarí contemporánea, a través de su faceta monumental y de modernidad".

Preguntada sobre si habrá relevo en la cúpula directiva de Alhambra, la consejera ha dicho que todavía no ha podido ni reunirse con el patronato y que lo primero que debe hacer es venir, reunirse con este órgano y ver cómo está trabajando.