Vaya par de irresponsables

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Viernes, 9 de Octubre de 2020
Sebastián Pérez y Luis Salvador cuando comparecieron para evaluar los cien primeros días de gobierno municipal.
IndeGranada
Sebastián Pérez y Luis Salvador cuando comparecieron para evaluar los cien primeros días de gobierno municipal.

Ni puede ni debe pasar de puntillas ante la ciudadanía granadina un hecho gravísimo ocurrido en nuestro Ayuntamiento en las últimas fechas. Ni mucho menos, quedar como una mera anécdota. Me refiero al ejercicio de las competencias que el primer Teniente de Alcalde, sr. Pérez Ortiz ejerce (o no) por delegación expresa del Alcalde, sr. Salvador García. La seriedad y responsabilidad de un gobierno, en este caso municipal, jamás puede medirse por reuniones privadas ni documentos que no sean los oficiales. Nuestros dos personajes se pueden reunir cuantas veces quieran y hablar de lo divino y lo humano, intercambiarse los documentos que quieran, pero eso no afecta al funcionamiento de la institución.

Puede resultar ridículo o grotesco que el primer Tte. Alcalde se queje de que apenas sí le dejan ejercer las competencias que tiene asignadas. Es decir, que apenas las ejerce, aunque cobra por ello. Está mas cerca del esperpento que afirme que hay quien llama al personal a su cargo para darle contraórdenes. Y raya directamente en el insulto a la inteligencia que el sr. Pérez reclame, como parece ser, que se le ratifique públicamente en sus cometidos

El correcto y transparente funcionamiento del Ayuntamiento se basa en los Acuerdos de Pleno y Decretos y Resoluciones de Alcaldía, publicados en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Don Sebastián Pérez Ortiz es Primer Teniente de Alcalde y concejal responsable de las áreas de Presidencia, Contratación, Relaciones Institucionales y Emasagra, no por inspiración divina, sino porque así se acordó en su momento y se publicó en el BOP. Pueden consultarse al efecto los siguientes documentos oficiales y públicos: Propuesta de Alcaldía de 16 de julio de 2019, Acta del Pleno Extraordinario de organización de 19 de julio de 2019, Decretos de Alcaldía de 24 de julio de 2019, así como los BOP, entre otros de 31 de Julio y 5 de agosto de 2019. Nada, absolutamente nada, fuera de ahí, puede servir de norma al funcionamiento del Ayuntamiento.

Puede resultar ridículo o grotesco que el primer Tte. Alcalde se queje de que apenas sí le dejan ejercer las competencias que tiene asignadas. Es decir, que apenas las ejerce, aunque cobra por ello. Está mas cerca del esperpento que afirme que hay quien llama al personal a su cargo para darle contraórdenes. Y raya directamente en el insulto a la inteligencia que el sr. Pérez reclame, como parece ser, que se le ratifique públicamente en sus cometidos. Parece que quien le delegó competencias, o sea, el alcalde, no vigila que éstas se ejecuten, aunque también cobra por ello. Mientras no se modifiquen los Acuerdos antes mencionados y éstos sigan publicados en el BOP, los cometidos del señor Pérez "van a misa" dicho coloquialmente. No hay nada que aclarar, ni acotar ni ratificar, como, por cierto, han señalado acertadamente los portavoces del bipartito gobernante. Si existe algún cuestionamiento sobre las competencias de algún concejal, que se le despoje de ellas por el mismo procedimiento que el que sirvió para conferirlas, es bien simple. Otra cosa es un chiste de pésimo gusto.

Pareciera como si nuestros dos personajes, cada día mas siniestros, nos quisieran entretener con estas fantasías animadas, para desviar la atención de lo importante y a la vez, lo grave. Que no es otra cosa que pese a percibir remuneraciones públicas, ninguno de los dos ejerce sus cometidos

Pareciera como si nuestros dos personajes, cada día mas siniestros, nos quisieran entretener con estas fantasías animadas, para desviar la atención de lo importante y a la vez, lo grave. Que no es otra cosa que pese a percibir remuneraciones públicas, ninguno de los dos ejerce sus cometidos. El uno abandona sus competencias, y el otro no vigila ni sanciona el incumplimiento. Y mientras, la ciudadanía atónita. Quien delega competencias, ha de asegurarse que el delegado las cumple, y si no, delegarlas en otro. Y quien recibe la delegación ha de cumplir, y si no, renunciar a las competencias. Todo lo demás, además de una flagrante irresponsabilidad, es una burla gravísima ala ciudad y a la ciudadanía que les paga.

Ninguno de los dos protagonistas puede calificar lo ocurrido de «circo», sin incluirse a sí mismo en el concepto. Es innecesario, además de patético, que el alcalde garantice que el primer teniente de alcalde mantiene "absolutamente" todas sus competencias y "ha podido" ejercerlas plenamente, porque él no las ha recortado. Si no fuera así, ya se habría celebrado el correspondiente Pleno para dar cuenta de las nuevas decisiones del alcalde al respecto, y las mismas estarían publicadas en el BOP. Aquí lo que ocurre, es que el delegante no se ha preocupado que el delegado cumpla con su tarea. Y el delegado, dan absolutamente igual los motivos, no ha cumplido con la suya, sin que nadie se moleste en controlarlo. Lo dicho, vaya par de irresponsables.

 
Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.