Loading
Súbete al Metropolitano de Granada

¿Qué se ha acabado en el PSOE?

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Jueves, 10 de Agosto de 2017
Chema Rueda.
IndeGranada
Chema Rueda.

Suena mucho en estas fechas un conocido sonsonete, muy recurrente cuando los procesos congresuales, en el caso del PSOE, van avanzando y cumpliendo etapas. "Se ha acabado" es la frase de moda cuando nos referimos a asuntos que se han debatido o siguen debatiéndose, a cuestiones que han suscitado y suscitan controversia, o simplemente a la existencia de grupos o plataformas de apoyo a determinadas opciones o candidaturas. Parece que la frase de marras sirve para todo. Fundamentalmente sirve para ocultar algunas carencias o para llenar el tiempo que debería emplearse en exponer y contrastar ideas, propuestas y modelos.

¿Se ha acabado la libertad de pensamiento en el seno del PSOE?, ¿la leal y democrática pluralidad interna?, ¿el derecho y la libertad de expresión o manifestación? En absoluto, pues los principios enunciados son consustanciales a nuestro partido, por más que, a veces, no sean precisamente los principios imperantes

Vayamos por partes. Se ha acabado la función de las plataformas de apoyo a las candidaturas del pasado Congreso Federal. Naturalmente, se cae de su propio peso. Se ha acabado la "tensión" que conlleva todo proceso político (humano, diría yo) en el que compiten varias opciones y sólo puede ganar una de ellas. Por supuesto, aunque en este segundo ejemplo, la propia naturaleza humana hace que el proceso de "terminación" sea algo más lento, lo que resulta comprensible.

Pero, ¿se ha acabado la libertad de pensamiento en el seno del PSOE?, ¿la leal y democrática pluralidad interna?, ¿el derecho y la libertad de expresión o manifestación? En absoluto, pues los principios enunciados son consustanciales a nuestro partido, por más que, a veces, no sean precisamente los principios imperantes. Y lo que, desde luego y pese a quien pese, no se ha acabado, ni jamás se acabará, dentro del PSOE, es el respeto y la lealtad a las decisiones democrática y mayoritariamente adoptadas en los Congresos. Ni la cultura centenaria de nuestra organización, de remar todos y todas en la dirección que se ha marcado en los Congresos, y de trasladar dichas decisiones a todos los ámbitos del partido, pues así ha sido siempre y así debe seguir siendo. Ciento cuarenta años de existencia avalan mis afirmaciones.

En ese contexto, cada militante del PSOE debe hacerse responsable de sus acciones y de sus decisiones. Y no deja de resultar chocante y llamativo el interés de algun@s (en este caso, todas y todos los demás posibles aspirantes a la Secretaría Provincial del PSOE) en recurrir al "se ha acabado" para no explicar que, por ejemplo, se posicionaron a favor de mantener una alta exigencia de avales para concurrir a las primarias, cuando tanto el mandato de la militancia granadina, como la decisión del Congreso Federal, fue el de rebajar, y mucho, esa exigencia. Justamente para posibilitar la máxima participación y la máxima democracia interna, con la que se suelen llenar la boca cuando se enfrentan a dicha militancia. Porque la exigencia de responsabilidad política por lo hecho cuando se es delegad@, es decir, representante de la militancia, no se ha acabado. Eso tampoco se ha acabado. Ni la necesidad de seguir debatiendo y profundizando, democráticamente y de manera transparente, en las propuestas y los modelos. Eso tampoco se ha acabado.

Así que un poco de cuidado con las frases-eslogan. Porque además de simplificar los complejos términos del debate político, suelen desviar la atención de lo importante. Con frecuencia, ese suele ser el objetivo de dichas frases. Pero eso si que se ha acabado dentro del PSOE. Espero que la propuesta que he lanzado de celebrar debates entre todas las candidaturas que, además de la mía, ya anunciada, opten a la Secretaría general provincial del PSOE, nos permita dialogar sobre estos extremos. Propuesta que, a día de hoy, aún no ha recibido respuesta. Será porque en un debate cara a cara, las frases-eslogan lucen menos. Porque imagino que nadie va a defender que la necesidad de contrastar, se ha acabado en el PSOE. Desde luego, mi candidatura a la Secretaría provincial ha hecho, hace y hará bandera de ello.  

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edicio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. En la actualidad es Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada y Miembro del Comité director del PSOE de Andalucía. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.