Un verano en el Parque de las Ciencias.

Organícense y gobiernen

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Miércoles, 3 de Julio de 2019
Luis Salvador y Sebastián Pérez.
P.V.M.
Luis Salvador y Sebastián Pérez.

Que para eso han llegado al gobierno de la ciudad, digo yo. Que para eso dispusieron de la mayoría absoluta legal (y legítima, aunque ciertamente estrambótica) de votos en el Pleno constitutivo de nuestro Ayuntamiento. Lo que significa que no la obtuvieron otros, que por tanto, no han de gobernar. Y porque eso es lo que espera y desea la ciudadanía granadina, una vez repuesta del shock al que la han sometido, en estas semanas, con sus dimes y diretes, con sus idas y venidas a y desde Madrid, sus repartos pactados o sus pactos repartidos o ambas cosas, sus decretos rectificados y sus rectificaciones decretadas. Ya vale, todo eso terminó, aunque desde luego, nadie lo va a olvidar.

Ahora les toca organizarse y gobernar la ciudad. Tareas que requieren de todo lo contrario de lo que hasta ahora han demostrado, pero que seguro que pondrán en práctica. Establezcan las prioridades de su acción, las grandes líneas maestras de su política, fijen los objetivos, busquen alianzas, en definitiva, sean capaces de poner negro sobre blanco que quieren hacer en y con Granada

Ha quedado sobradamente acreditada la capacidad de las 14 personas que unieron sus votos el pasado 15 de junio para el enredo, la media verdad y la mentira descarada. Para la conspiración palaciega y para la maquinación opaca. Para hacerse trampas al solitario y entre ustedes mismos, sin necesidad de ayuda exterior. Para el despiste, la teatralización hiperbólica y la ofensa y la autoofensa y, desde luego, para revestirlo todo de un increíble interés general. Pero, insisto, eso ya terminó aunque, desde luego, nadie lo vaya a olvidar jamás.

Ahora les toca organizarse y gobernar la ciudad. Tareas que requieren de todo lo contrario de lo que hasta ahora han demostrado, pero que seguro que pondrán en práctica. Establezcan las prioridades de su acción, las grandes líneas maestras de su política, fijen los objetivos, busquen alianzas, en definitiva, sean capaces de poner negro sobre blanco que quieren hacer en y con Granada. Algo que se supone debió llegar hablado y planificado al Pleno que eligió alcalde, y que ahora se demuestra que no lo fue. Y busquen los mejores instrumentos para ejecutarlo, dótense de una organización interna que no sea puesta en solfa, día si y día no, por uno o varios de esos 14 votos que juntaron. Lo que viene siendo ejercer el poder que con tanto entusiasmo (al menos numérico) se afanaron en conseguir.

Y háganlo ya. Aquí no hay investidura que conseguir, ya la tienen. No hay números que sumar, ya los sumaron. Disponen del más preciado de los "tesoros" que existen en democracia, una mayoría absoluta y más que suficiente de concejales y concejalas. No se queden en eso, que a veces diera la impresión. Y despejen de una vez, los negros nubarrones que por acción u omisión que nos han traído sobre nuestras cabezas, con su lamentable, infantil y nefasto proceder. Como suele decir un conocido contertulio y articulista granadino, se han comportado como aficionados en política. Ya es llegada la hora de que acrediten una cierta dosis de profesionalidad, seriedad y rigor. Granada no aguanta un día más en esta situación y lo saben. Lo saben perfectamente.

 

 

 

 

Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.