Disfruta de Sierra Nevada en verano

El mundo al revés

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Martes, 10 de Abril de 2018
Cristina Cifuentes.
madrid.org
Cristina Cifuentes.

O eso es lo que pretende alguna gente del PP, que, evidentemente, ya debe tener "del revés" su propio esquema mental, a golpe de contradicciones, falsedades, corruptelas y dobles lenguajes. Puede ser hasta comprensible. De modo que si una persona observa la comisión de un delito y lo denuncia, lo que debe investigarse son las razones (confesas o no) que la han llevado a denunciar y los motivos, seguramente ocultos, que la han guiado a dicha actuación. Por supuesto, del delito y de quien lo ha cometido, ni hablar.

Hay que escrutar la trayectoria de la persona que denuncia, sus aficiones y amistades, sus preferencias culturales o deportivas, y si, en algún momento ha formado parte de alguna asociación o colectivo de algún signo. Todo sea por intentar poner el foco en cualquier cuestión que no sea la fundamental. que no es otra que el hecho del delito. Y, de paso, procurar ganar tiempo (más bien perderlo) a ver si nos olvidamos que se cometió un delito y que nuestras normas prevén un castigo a quien lo cometió.

Es la increíble realidad política española protagonizada por el Partido Popular y algunos de sus dirigentes, auténticamente empeñados en superarse día a día y demostrar que no existe límite a la farsa y al ridículo político. Por muy lejano que pudiera parecernos dicho límite

Expuesto así, parecería una mera elucubración teórica, apenas aplicable al supuesto comportamiento paranoico de unos seres extraños. Sin embargo no lo es. Es la increíble realidad política española protagonizada por el Partido Popular y algunos de sus dirigentes, auténticamente empeñados en superarse día a día y demostrar que no existe límite a la farsa y al ridículo político. Por muy lejano que pudiera parecernos dicho límite.

Otras personas que también escriben en este medio han desarrollado, con más acierto que yo, la idea de la simplificación de los mensajes políticos en la era de las redes sociales y lo que ello conlleva. Vamos siendo conscientes de que, seguramente, todo no es lo que parece y de que la posibilidad de manipulación informativa va en aumento, a poco que se baje la guardia. No obstante, seguimos manteniendo la capacidad de discernir, incluso de entablar un debate razonablemente civilizado en torno a la mayoría de los asuntos y afortunadamente, gozamos de importantes niveles de libertad, posibilidad de contraste y controversia, así como de argumentar razonadamente.

Justamente por eso, y porque somos conscientes de la realidad que nos rodea, hay que llamar la atención, por lo grotesco, sobre esta auténtica desmesura de "poner el mundo al revés" que se pretende desde las filas del PP. No existen, ni pueden existir en democracia, circunstancias de ningún tipo que pudieran darse en una persona que sobrepasen en gravedad y en repulsa social, al hecho de la comisión de un delito ni a quien lo comete. Bien harían algunos y algunas en percatarse de esa obviedad, y hacerlo lo antes posible. Y, naturalmente, en asumir las consecuencias.

 

 

 

 

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.