Un verano en el Parque de las Ciencias.

'De ministros y cerdos'

Blog - Cuestión de Clase - Manuel Morales - Sábado, 2 de Marzo de 2019
Macrogranja de cerdos.
ECOLOGISTASENACCION-GUADALAJARA.BLOGSPOT.COM
Macrogranja de cerdos.
Por toda la Andalucía rural y en proceso de despoblación por empobrecimiento, se multiplica la resistencia de los pueblos a la proliferación de macrogranjas porcinas por sus efectos letales para la calidad de vida. Nadie las quiere, porque traen destrucción de empleo, plagas y malos olores. Porque destruyen el turismo y, sobre todo, porque esquilan y envenenan el agua y la tierra por donde pasan.
 
Dice el Sr. Planas ministro ya en funciones de agricultura que "todo el mundo quiere las granjas de cerdos, pero en el pueblo de al lado". Según el Sr. Ministro, militante y cuadro del PSOE, estamos ante un problema de insolidaridad colectiva. El típico caso de no querer que los efectos nocivos del llamado desarrollo tengan lugar en nuestro patio trasero.

Es una actitud vergonzante. A las dignas mujeres y hombres de los pueblos que luchan por su territorio, se les pretende hacer pasar por egoístas que no quieren cargar con su parte de los costes del progreso. Se trata así de culpabilizar a las víctimas. ¿Por qué? Porque el PSOE tiene ya decidido y redactado un proyecto de ley que dará carta de naturaleza legal a estos proyectos de macrogranjas como el que se cierne sobre Cuevas del Campo, con 125.000 marranos de engorde al año o el de Puebla de Don Fadrique, con medio millón de lechones anuales

 
Es una actitud vergonzante. A las dignas mujeres y hombres de los pueblos que luchan por su territorio, se les pretende hacer pasar por egoístas que no quieren cargar con su parte de los costes del progreso. Se trata así de culpabilizar a las víctimas. ¿Por qué? Porque el PSOE tiene ya decidido y redactado un proyecto de ley que dará carta de naturaleza legal a estos proyectos de macrogranjas como el que se cierne sobre Cuevas del Campo, con 125.000 marranos de engorde al año o el de Puebla de Don Fadrique, con medio millón de lechones anuales.
 
Los alcaldes de la comarca o el Presidente de la Diputación, se han posicionado en contra de las macrogranjas, una declaraación meramente simbólica, pues no tienen competencias para regularlas. Mientras tanto, sus compañeros de partido, allá donde tienen poder de decisión, preparan las leyes que condenarán para siempre a nuestros pueblos, dando el espaldarazo legal a estos proyectos depredadores del territorio.
 
¿Se puede ser un solo partido y tener dos discursos, según dependa de uno realmente la decisión o no? Premio aparte, en este apartado, para el Sr. Sánchez Haro que hasta hace 3 meses defendía la legalidad, creación de empleo y bajo impacto ambiental -según el- cuando era Consejero de Agricultura, y ahora que ya no pinta nada en San Telmo pretende ponerse al frente del movimiento opositor a las macrogranjas. No se puede ser más cínico ni esforzándose.

Luego nos extrañaremos de que el pueblo trabajador, desorientado, no sepa a quién votar cuando llegan elecciones como las del 28A ¿Podría ser de otra manera si, llegada la hora de la verdad, desde VOX hasta el PSOE, pasando por Cs y PP hay unanimidad en dejar que nuestros pueblos se hundan en mierda de marrano por cuatro puestos de trabajo precarios?

 
No Sr. Planas. No queremos macrogranjas ni en nuestro pueblo, ni en el de al lado ni en Marruecos ni en la Luna, por más que a usted le parezca que "todo el mundo" quiere las macrogranjas. Si a usted se lo parece es porque hace tiempo que usted "todo el mundo" con el que habla son los 4 especuladores de la ganadería intensiva y las multinacionales del ramo que le han convencido de que no hay otra salida para el medio rural.
 
Luego nos extrañaremos de que el pueblo trabajador, desorientado, no sepa a quién votar cuando llegan elecciones como las del 28A ¿Podría ser de otra manera si, llegada la hora de la verdad, desde VOX hasta el PSOE, pasando por Cs y PP hay unanimidad en dejar que nuestros pueblos se hundan en mierda de marrano por cuatro puestos de trabajo precarios?
 
Hay otro modelo de desarrollo agrícola. Queremos agricultura y ganadería extensivas y explotacionesfamiliares que respeten el territorio, multipliquen el empleo y produzcan alimentos saludables en pueblos en los que cada vez de más gusto vivir. Eso es lo que nosotros queremos. Cuestión de clase.
Imagen de Manuel Morales
Hijo de padres andaluces, crecí en Madrid y vivo en Granada desde los 19 años. Casado y padre dos hijas.
Me licencié en Física por la Universidad de Granada y realicé un master universitario en energias renovables. Trabajo como funcionario de la Agencia Estatal de Meteorología. Realicé en el Instituto para la Paz y los Conflictos, los cursos de preparación para un doctorado que nunca terminé, al interponerse la política en el camino.