Loading

Granada pierde 53 millones con la rebaja fiscal

Blog - Cuestión de Clase - Manuel Morales - Viernes, 31 de Julio de 2015

Dice el delegado de Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, que nos tenemos que alegrar mucho, porque la bajada de IRPF que ha aprobado Rajoy va a suponer la "inyección de 124 millones de Euros para Granada" en lo que queda de 2015 y 2016.

Es mentira. La bajada del IRPF no sólo no supone una "inyección" de dinero para Granada, sino que viene para quitar dinero de la economía granadina. En concreto 53 millones de Euros.

Es cierto que los 370.399 declarantes del IRPF en la provincia tendrán algo más de liquidez en sus economías domésticas (en concreto, en mi caso, la nómina de julio trae ya la friolera de 3 Euros más). También es cierto que 2 de cada 3 granadinos no son declarantes por IRPF. La "mejora de liquidez" no viene ni para la mayoría de los jubilados o pensionistas, ni para los parados, ni para los estudiantes que dependen de una beca ni para esas decenas de miles que malviven con ayudas, subsidios o trabajos basura. Esos seguirán pagando más que nunca, gracias a las subidas del IVA de PP y PSOE.

Además, se debe tener en cuenta que la rebaja está diseñada de forma que los más pobres apenas si la notarán, mientras que los sueldos más altos sí que se beneficiarán sustancialmente de la rebaja de impuestos. Así, la mitad de los asalariados, apensnas recibiremos 16 Euros más al año, mientras que el medio millón de privilegiados que declaran unos ingresos superiores a 60.000 €/año recibirán 860 € más al año... 860 € que hasta ahora entregaban para financiar el gasto público. (Datos extraidos de infolibre facilitados por los técnicos de Hacienda)

Pero es que, además, esos 124 millones que recibirán los asalariados granadinos en 2015 son 124 millones que dejará de ingresar el estado y que se suman a lo que dejará de ingresar por IRPF en todo el resto de España:  Madrid, Navarra, Cataluña, Valencia... regiones mucho más ricas que Andalucía. Lógicamente, como en esas regiones las rentas son más altas, y como la reforma fiscal es regresiva, sus habitantes se ahorran más con la rebaja: 401 € de media en Cataluña, 380 € en Baleares o 405 € en Madrid... Frente a eso, los granadinos nos ahorraremos pagar a Hacienda una media de 324 € por declarante (quienes más tienen, mucho y quienes menos, casi nada) ¿Y a cambio qué?

Pues a cambio, el gobierno de España, dejará de ingresar 9.000 Millones de Euros... un dinero que después faltará para becas, sanidad, acabar obras públicas o dar ayudas a los parados entre otras cosas, Habrá que reducir el gasto público.En un reparto proporcional directo de ese gasto público, a los granadinos, que somos aproximadamente el 2% de la población española, deberían correspondernos 177 de esos 9.000 Millones de Euros.

En cifras redondas, los más ricos de entre los granadinos dispondrán de 124 millones de euros más para gastar en sus cosas a cambio de que el Estado disponga de 177 millones de euros menos para gastar en servicios a quienes más lo necesitan en educación, promoción social, vivienda, apoyo a los agricultores, etc. Nos dan un caramelo y nos roban la cartera en el mismo paquete.

Esa es la "inyección económica" de la derecha: 53 Millones de Euros menos para Granada y una redistribución de la riqueza que beneficia a quienes más tienen ¿Quién se sorprende? Eso de estar a favor de bajar o subir impuestos siempre ha sido una cuestión de clase.

 

Hijo de padres andaluces, crecí en Madrid y vivo en Granada desde los 19 años. Casado y padre dos hijas.
Me licencié en Física por la Universidad de Granada y realicé un master universitario en energias renovables. Trabajo como funcionario de la Agencia Estatal de Meteorología. Realicé en el Instituto para la Paz y los Conflictos, los cursos de preparación para un doctorado que nunca terminé, al interponerse la política en el camino.