Descárgate la nueva App de Sierra Nevada

Campaña electoral para movilizar

Blog - Reflexiones del Por Venir - Chema Rueda - Jueves, 11 de Abril de 2019
P.V.M.

Una nueva campaña electoral que merece algunas reflexiones. Las encuestas, todas las encuestas que se conocen y las que se conocerán, vienen a dibujar un panorama más o menos parecido, y los matices que ofrecen vienen a coincidir con lo que dicen los partidos o los grupos de interés que las encargan. Incluso con datos muy similares (o mejor dicho, proyecciones de datos, pues en eso consiste una encuesta), unos titulares se congratulan o alarman de lo cerca que estamos "de",  o de lo cada vez mas posible o imposible que resulta "tal", o de que un empujón (un pequeño empujón tan sólo) hará que se cumpla el deseo que llevamos meses anunciando (con análisis medianamente serios o con sucedáneos de encuestas hechas en el rellano de una escalera, que mas da¡). Estos aspectos llamativos o espectaculares forman parte de una campaña electoral.

El primer dato clave es la movilización, por tanto, la primera cuestión a procurar es que ninguna encuesta ni ninguna estrategia política desmovilice, aunque es descarado el intento desmotivador del voto que ofrecen algunas de las encuestas publicadas. En mi opinión, ni caso. Fijar la idea de que lo más importante es votar, votar y votar

Los mensajes que se cruzan vienen a representar lo que desean escuchar las personas ya convencidas o con el voto más que decidido. Pero ahora ya es campaña, de verdad, ya solo quedarán dos semanas (improrrogables) para votar y la cosa, por tanto, ya se pone seria, o debería ponerse seria. Porque serio, muy serio, es lo que hay en juego. Desde esa óptica, el primer dato clave es la movilización, por tanto, la primera cuestión a procurar es que ninguna encuesta ni ninguna estrategia política desmovilice, aunque es descarado el intento desmotivador del voto que ofrecen algunas de las encuestas publicadas. En mi opinión, ni caso. Fijar la idea de que lo más importante es votar, votar y votar.

Y para eso, nada mejor que una buena campaña, que en primer término, anime a votar, y en segundo lugar, lo haga, por supuesto, a favor de algo. A favor de determinadas propuestas, ideas, modelos de sociedad, prioridades, etc. Y también, claro,  en contra de algo, en contra de ideas, propuestas o modelos que no se desean ni en pintura, que se detestan por considerarlos inapropiados para gobernar la convivencia, o que simplemente se repudian porque han acreditado su injusticia o su insolidaridad. También, faltaría más, y no se debe negar, existen ideas y propuestas que siendo legitimas, no se consideran adecuadas para que la sociedad se cobije bajo ellas. Y hay que decirlo y debatirlo, y hay que proclamarlo y hay que difundirlo y hay que confrontarlo. Democráticamente, pero es precisa la confrontación. De ideas y hasta de maneras de expresarlas. Porque de pregonar su supuestas bondades ya se encargarán otros y otras, acudiendo, si es preciso, a la exageración, por más histriónica y hasta ridícula que pueda parecer.

Mi modesta contribución en esta campaña será buscar la movilización máxima para conseguir lo que deseo e impedir lo que no deseo. Lo vuelvo a señalar: es la democracia, estúpido¡¡

Son dos semanas, a pecho descubierto, sin mentiras, ni medias verdades. Si alguien ha robado, se dice; si alguien asusta o lo pretende con sus planteamientos, se dice. Si alguien no es de fiar, se dice. Si alguien no ha cumplido la totalidad de las expectativas, también se dice. Y además, en todos los casos, se explica. Quien pueda explicar, que lo haga, y quien no, se le notará en el intento. Quien quiera exagerar, que exagere. Quien quiera hacer el ridículo con las hipérboles, que lo haga. La gente es sabia, profundamente sabia. Cómo se afirmaba en una conocida serie televisiva, "no tratemos a los electores como bobos en campaña, porque los bobos resultarán quienes lo pretendan".

Así que mi modesta contribución en esta campaña será buscar la movilización máxima para conseguir lo que deseo e impedir lo que no deseo. Lo vuelvo a señalar: es la democracia, estúpido¡¡.

Que a nadie le ocurra como a los protagonistas de un chiste que he visto publicado estos días en un medio de comunicación "estoy deseando que llegue el 29 de Abril para saber lo que debería haber hecho". Antes del 29 de abril está el 28. Y antes, estas dos semanas.

Imagen de Chema Rueda

Nacido en Guadix (Granada) en 1963, por tanto de la generación de "A hard days night" y "Satisfaction". Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada y funcionario de Administración Local, grupo A, trabaja en el Edificio de Los Mondragones. Fue concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada (desde 2003 y hasta junio de 2015. Ha sido Secretario general del PSOE de la ciudad de Granada entre 2008 y 2017 y es Miembro del Comité Federal del PSOE desde el 39 Congreso. Me apasiona escribir (lo que pienso), debatir y participar en la vida pública, desde todos los ángulos posibles. Me duelen bastantes cosas de la vida y de la política actual, y no pienso dejar de intentar arreglarlas. Me apasiona la vida, la amistad, la Alpujarra y el Atlético de Madrid.