Ven al Parque de las Ciencias

UGT denuncia traslados forzosos del personal del 061 en Granada

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 15 de Diciembre de 2020
Protesta frente a la sede del 061 en Granada.
ugt
Protesta frente a la sede del 061 en Granada.

Personal del 061 en Granada ha desarrollado este martes una concentración de protesta frente a la sede de la empresa en Granada capital, tras la decisión de "imponer, de forma unilateral, un traslado forzoso, saltándose lo acordado por escrito con la representación legal de los trabajadores así como lo dispuesto en el convenio colectivo de aplicación", informa UGT. Además, esta movilidad geográfica va a suponer un cambio en el en la jornada laboral, lo que a juicio del sindicato es una modificación sustancial de las condiciones laborales.

UGT, además de denunciar los "reiterados incumplimientos" del convenio colectivo y acuerdos de los trabajadores por parte de la Empresa Sanitaria de Emergencias (061), manifiesta que el traslado forzoso de una enfermera de la unidad de emergencias de Motril a Baza, sin motivo que lo justifique, puede ser el inicio de una reubicación unilateral del resto de la plantilla.

Como recuerda el sindicato, en la provincia de Granada hay cuatro bases del servicio de emergencias: Granada capital (con dos equipos de emergencias, aunque sólo uno 24 horas), Motril (un equipo de emergencias 24 horas) y Baza (un equipo de emergencias que trabajan en un helicóptero).  Hasta ahora, el personal que trabaja en estas bases se "adscribía" cada año a la base que deseaba. Sin embargo, "de forma unilateral, la empresa ha  impuesto la adscripción forzosa a una enfermera a la base de Baza, cuando llevaba en Motril bastantes años", afirma UGT.

Así, el conflicto radica no sólo en que existen acuerdos previos entre empresa  y la representación sindical  desde hace bastante tiempo para la movilidad geográfica,  sino también, en este caso concreto, se entiende que como mínimo se está produciendo una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, ya que el traslado a Baza supone no sólo un traslado a más de 160 kilómetros del domicilio habitual, abocando a la afectada a una peor calidad de vida, sino también un cambio en el tipo de jornada.

Por último, el sindicato reclama que no se produzcan más traslados ni cambios en las condiciones laborales sin pasar por la preceptiva negociación con el comité de empresa, tal y como establece la normativa laboral, y  advierte de que no se dudará en acudir a los tribunales si la empresa no frena esta medidas y se restituye a la afectada a su puesto de trabajo en Motril, sin perjuicio de otras medidas sindicales que decida la representación legal de los trabajadores  y trabajadoras del 061 en Granada.