Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
La clausura de la escuela terminó con la rotunda condena del asesinato machista cometido en La Zubia

El PCA hace un llamamiento para "fortalecer la cultura feminista"

Política - IndeGranada - Lunes, 21 de Octubre de 2019
El PCA celebró en Alfacar su Escuela Feminista anual, en la que remarcó la necesidad de trabajar en el fortalecimiento de una cultura feminista en unos momentos donde la violencia machista sigue mostrándonos su agresividad.
Elena Cortés fue una de las participantes en las jornadas.
PCA
Elena Cortés fue una de las participantes en las jornadas.

Durante este fin de semana el Partido Comunista de Andalucía en Granada celebró en el campamento de Alfacar su Escuela anual de políticas feministas, junto con la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE). Este año ha destacado la participación de Elena Cortés, responsable del Área Feminista del PCA, Tasia Arangüez, de la Asociación de afectadas de endometriosis, María del Mar Bueno, de CCOO Sanidad, Mercedes González de CCOO Educación y otros/as ponentes del PCA y la UJCE.

Para Maravillas Gómez Moleón, responsable del Área Feminista provincial de Granada, “estas jornadas han sido todo un éxito, consiguiendo poner sobre la mesa algunos de los principales problemas con los que nos encontramos en el trabajo diario en pos de una igualdad real entre mujeres y hombres”.

En las jornadas se trataron diversos temas como el sexismo en la atención sanitaria, la endometriosis, la violencia obstétrica y ginecológica, alternativas al sistema patriarcal, la división sexual del trabajo, la prostitución… multitud de temas controvertidos en muchos casos que han producido un intenso debate entre las personas asistentes, según la información difundida por el PCA. 

Entre las principales conclusiones que la Escuela comunista ha elaborado a partir del trabajo realizado está la necesidad de "fortalecer una cultura feminista frente a la cultura dominante del patriarcado, que día a día lamina los derechos de las mujeres sometiéndolas a una situación de discriminación y opresión basada en los roles asignados por la sociedad capitalista-patriarcal". Es por ello que "se continúa denunciando la existencia de la brecha social entre mujeres y hombres que se muestra en los salarios, en el acceso al empleo, una división sexual del trabajo claramente discriminatoria, en el intento de regular situaciones de explotación y violencia como la prostitución o el alquiler de vientres eufemísticamente llamada “maternidad subrogada”, la presencia de la violencia machista de una forma sangrante en nuestra realidad cotidiana".

Para la responsable del Área Feminista, Maravillas Gómez, “a pesar de los importantes avances producidos gracias al movimiento feminista en los últimos años, es importante seguir trabajando para erradicar la cultura patriarcal que nos somete a una situación de violencia y discriminación, que nos impide acceder en igualdad a nuestra vida como ciudadanas libres, desde los micromachismos pasando por la violencia institucional, por la mercantilización del cuerpo de las mujeres y terminando por la violencia física que nos lleva hasta la muerte, basta ya, tenemos que poner la vida en el centro”.