Seamos ejemplares
ARTÍCULO DE OPINIÓN POR MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ MADRID

'Granada sin rastreadores'

Política - Miguel Ángel Fernández Madrid - Miércoles, 15 de Julio de 2020
Una nueva reflexión del concejal socialista Miguel Ángel Fernández Madrid sobre las carencias de la Atención Primaria, la propuesta de su grupo municipal para reforzarla, la inacción del alcalde y repasa con una visión crítica la gestión de la Junta tras asumir las competencias frente a la pandemia.
Pruebas del Covid.
E.P.
Pruebas del Covid.

En el Pleno del mes de mayo, y a instancias del Partido Socialista, se debatió una moción que perseguía un objetivo básico: reforzar la atención primaria de salud con el fin de hacer frente a los posibles rebrotes tras conseguir el conjunto del país el control de la epidemia provocada por el COVID19.

La moción, además, exigía al Gobierno de España la puesta en marcha de un nuevo modelo de financiación que permitiera a las Comunidades Autónomas mejorar, entre otras cosas, el Sistema Público de Salud. Reforzar la atención primaria, en este sentido, era una cuestión de Estado. Igualmente, se instaba a la Junta de Andalucía a reforzar el personal de la atención primaria, con especial hincapié en los rastreadores. Todos los expertos que habíamos consultado para elaborar esta moción –profesionales todos del Sistema Andaluz de Salud- nos indicaban que lo ideal sería contar con 1 rastreador por cada 3000 habitantes. 

El alcalde de Granada, ya es conocido a nivel nacional por el ridículo tan terrible que hizo durante el estado de alarma, y recientemente declarando que el aumento de casos estaba bien porque así se lograba la inmunidad del rebaño. Este estilo Trump, Bolsonaro; este camino emprendido por Reino Unido y Suecia, está probado que ha sido un fracaso sanitario y también económico. Pero hablamos de Luis Salvador

Pues bien, el pasado domingo, día 12 de julio, este periódico daba cuenta de los rastreadores con los que cuenta la provincia de Granada, según CSIF: 3 para una población de casi un millón de habitantes. De estos tres, la ciudad de Granada y los municipios del cinturón, con una población de medio millón de habitantes, 1 rastreador. Y eso que ha sido la zona con más casos de toda Andalucía desde la aparición del virus.

También se solicitaba que el Ayuntamiento instara a la Junta de Andalucía a elaborar, junto con el sector de la hostelería y el turismo, un plan que ofreciera garantías como destino seguro a la ciudad. Y finalmente, que se reforzara la atención a las residencias de mayores y demás colectivos que habiten en estos centros sociosanitarios.

El alcalde de Granada, ya es conocido a nivel nacional por el ridículo tan terrible que hizo durante el estado de alarma, y recientemente declarando que el aumento de casos estaba bien porque así se lograba la inmunidad del rebaño. Este estilo Trump, Bolsonaro; este camino emprendido por Reino Unido y Suecia, está probado que ha sido un fracaso sanitario y también económico. Pero hablamos de Luis Salvador.

Así que no podemos esperar del alcalde que le exija a la Junta el cumplimiento de la moción. A pesar de que, como se ha repetido hasta la saciedad, sin salud no será posible una recuperación económica que ponga freno al desempleo, la falta de inversión, etc. Este hombre, nuestro alcalde, está en otra cosa: su supervivencia política. Y no hay más.

Para colmo de males, se reduce el horario de los centros de salud, se cierran consultorios. Y en estas estamos. Con los dientes apretados, con los ojos cerrados y con las manos en las orejas, esperando que pase lo peor y rezando para que ocurra lo menos malo. Somos la Comunidad Autónoma que menos PCR realiza, la atención a los enfermos crónicos con el cierre de consultas especializadas tendrá consecuencias, las residencias carecen de un protocolo claro y donde todo eran críticas a la gestión del Gobierno de España, pues ahora, lo dicho, que Virgencica que esto no se vaya de madre. Y así se escribe la historia de este país. Todos aquellos, y también aquellas, que clamaban por test masivos pues se han olvidado, los que reclamaban mejoras en la sanidad pública con un ímpetu que rozaba lo perturbado resulta que llevaban años acudiendo a la privada, y todo lo que ocurra de aquí en adelante, pues será problema de Pedro Sánchez. ¡Ah, y de Fernando Simón! Moreno Bonilla, de veraneo en Málaga. Tras-tras.

Miguel Ángel Fernández Madrid es concejal socialista en el Ayuntamiento de Granada.