Seamos ejemplares
ARTÍCULO DE OPINION DE EDUARDO CASTILLO, CONCEJAL SOCIALISTA en GRANADA

'Criminalizar la juventud'

Política - Eduardo Castillo - Sábado, 31 de Octubre de 2020
Tras la aprobación inicial en el pleno, con el apoyo de la ultraderecha, del Plan Municipal de Juventud, el concejal socialista Eduardo Castillo nos ofrece una oportuna reflexión sobre las actuaciones para jóvenes de las derechas, en el Ayuntamiento y la Junta.
Jóvenes, a las puertas de la Facultad de Ciencias de la Salud.
P.V.M.
Jóvenes, a las puertas de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Como la pólvora recorrieron todo el país las imágenes de un grupo de irresponsables que, en pleno centro de Granada, cantaban y gritaban sin mascarillas y sin mantener la distancia de seguridad. Imágenes impactantes, más ahora en plena segunda ola y con unas cifras de contagio diarias alarmantes.

No ha pasado tanto tiempo como para que hayamos olvidado que fue la derecha la que institucionalizó el botellón en esta ciudad creando un espacio para ello: el botellódromo. Durante años fuimos la capital nacional de las borracheras descontroladas, los ríos de orina y las trifulcas nocturnas

Durante casi diez años esta ciudad sufrió el lastre de las políticas en materia de Juventud del Partido Popular. Las imágenes de hace unos días nos abochornaron pero no ha pasado tanto tiempo como para que hayamos olvidado que fue la derecha la que institucionalizó el botellón en esta ciudad creando un espacio para ello: el botellódromo. Durante años fuimos la capital nacional de las borracheras descontroladas, los ríos de orina y las trifulcas nocturnas.

Tres años de Gobierno socialista en la ciudad sirvieron para cerrar definitivamente el botellódromo, acabar casi por completo con los botellones en la ciudad y convertir a Granada en una ciudad referente en música o deporte. El infausto botellódromo se clausuró y pasó a ser la plaza Granada, Ciudad Europea del Deporte, un espacio para el arte urbano, la cultura y el deporte. También el Consejo Municipal de la Juventud fue restituido después de 25 años, dando voz a cientos de jóvenes a través de decenas de colectivos. Defendíamos y defendemos a Granada como una ciudad participativa, universitaria, una ciudad de la ciencia y la investigación y también de la cultura y el deporte.

Tres años de Gobierno socialista en la ciudad sirvieron para cerrar definitivamente el botellódromo, acabar casi por completo con los botellones en la ciudad y convertir a Granada en una ciudad referente en música o deporte

Desgraciadamente, sólo un año y medio después de la vuelta de las derechas al Gobierno de la ciudad nos encontramos con una ciudad de nuevo descontrolada. El puñado de desaprensivos que protagonizaron esas imágenes no representan a Granada ni a la juventud granadina. La ausencia de respuesta, por parte del Ayuntamiento de Granada, a estos comportamientos deja muy clara su falta de responsabilidad en un contexto como el actual de auténtica crisis sanitaria.

Mientras tanto el alcalde de Granada se ha dedicado a “pasearse” por televisiones nacionales criminalizando a los jóvenes, culpándolos casi en exclusiva de la situación en la que hoy se encuentra nuestra ciudad. La desvergüenza de que el alcalde señale sin reparos a un colectivo que tanto aporta, en todos los sentidos, a nuestra ciudad, no es fácil de olvidar.

Ahora pretenden aprobar un Plan Joven municipal sin consenso alguno. Un Plan que debe marcar las líneas estratégicas, con un espíritu transversal -son muchos frentes los que hay que cubrir: empleo, vivienda, cultura, medioambiente, etc.- se ha realizado, presentado y aprobado con el único apoyo de la extrema derecha

Por si no fuese suficiente, la única medida que la Junta de Andalucía ha tomado durante prácticamente todo el mes de octubre para contener la pandemia ha sido el cierre de la Universidad. Fue perplejidad e indignación lo que granadinos y granadinas sentimos ante el cierre de nuestra Universidad, situada entre las tres primeras de España según todos los rankings y motor de conocimiento y, por qué no decirlo, de la economía de esta ciudad.

Ahora pretenden aprobar un Plan Joven municipal sin consenso alguno. Un Plan que debe marcar las líneas estratégicas, con un espíritu transversal -son muchos frentes los que hay que cubrir: empleo, vivienda, cultura, medioambiente, etc.- se ha realizado, presentado y aprobado con el único apoyo de la extrema derecha. No se prevén medida para adecuar este plan estratégico a la actual situación ni hay presupuesto alguno para llevarla a cabo. Por desgracia, en el futuro, recordaremos a este alcalde y al actual concejal como los responsables de desmantelar un área municipal imprescindible en una ciudad como Granada.

Eduardo Castillo es concejal socialista del Ayuntamiento de Granada. Fue concejal delegado de Deportes, Participación Ciudadana y Juventud durante el mandato de Paco Cuenca.