Un verano en el Parque de las Ciencias.

Ecologistas en Acción pide que se restituyan los terrenos en Valle del Zalabí tras la fallida inversión de Cementos del Marquesado

E+I+D+i - IndeGranada - Martes, 19 de Marzo de 2019
La autorización ambiental ha caducado al no construirse la planta cementera, proyectada antes de la crisis.
Estas son las únicas obras realizadas en la zona desde 2006.
ecologistas en acción
Estas son las únicas obras realizadas en la zona desde 2006.

La cementera promovida por la empresa Cementos del Marquesado en Valle del Zalabí antes de la crisis "no se va a construir" ya que "ha caducado la autorización ambiental concedida", según informa Ecologistas en Acción. Al no haber iniciado las obras en el plazo estipulado la autoridad ambiental ha procedido a declarar la caducidad de la Autorización Ambiental Integrada. 

La cementera es un viejo proyecto de Cementos del Marquesado, una sociedad que crearon varias empresas del sector y que en 2006 se anunció como una iniciativa que iba a crear 400 puestos de trabajo durante la construcción y, ya en funcionamiento, 100 empleos directos y 300 indirectos. 

Pero llegó la crisis, primero de la construcción y después general, y el proyecto no llegó a realizarse. Únicamentes se hicieron movimientos de tierras previos para la construcción de la planta

Ecologistas en Acción, que siempre se ha opuesto a la iniciativa al considerarla nociva para el medio ambiente y sin ningún beneficio social, ha pedido al Ayuntamiento del Valle del Zalabí, que otorgó por dos veces licencia de obras a la empresa, que proceda a la restauración de los terrenos afectados, en cumplimiento de lo establecido en la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, Art. 54.2. 

Para ello, informa el colectivo ecologista, dispone de un aval de 14 millones de euros que aportó la empresa a través de la sociedad Swiss Finantial Corporation, precisamente para “cubrir los gastos que puedan derivarse de incumplimientos e infracciones, así como los resultantes, en su caso, de las labores de restitución de los terrenos”.

Movimientos de tierras para iniciar las obras, hace más de 10 años. ecologistas en acción

"Esperamos que el ayuntamiento pueda disponer de dicho aval emitido por Swiss Finantial Corporation, ya que se ha denunciado reiteradamente que dicha empresa no figura inscrita ni en España ni en el extranjero, no presenta nacionalidad acreditada, no posee estructura empresarial ni tiene autorización para operar en España según anuncio de la Dirección Gral de Seguros nº 54.102/08", indica Ecologistas en Acción.

Sin embargo, según explica el colectivo, "no debe estar muy claro el aval cuando el Ayuntamiento de Valle de Zalabí se ha negado reiteradamente durante años a presentarlo a Ecologistas en Acción, ya que la empresa Swiss Finantial Corporation, entidad creada en Panamá, ha sido noticia por dejar en la estacada a cientos de personas, al no avalar los perjuicios de una estafa de alrededor de 50 millones de euros, producida por operaciones urbanísticas en Murcia".

El Ayuntamiento, según Ecologistas en Acción, "siempre ha sabido que el aval no era de fiar, pero ha preferido seguir adelante para no admitir que las promesas de inversión de 125 millones de euros para producir un 1,2 millones de toneladas de cemento al año y que iba a sacar a la comarca del subdesarrollo, no eran más que un fraude desde el principio", estima.

Un "fraude" que, además, "se llevó por delante un monte público,El Rescinto, para ponerlo a disposición de la empresa para una cantera y a punto estuvo de expropiar a ciudadanos de forma forzosa para facilitar la actividad a la empresa", cuenta Ecologistas en Acción. 

Para Ecologistas en Acción", se trata de "una más de las actividades que florecieron al abrigo de la bonanza económica y que se ha demostrado que no era más que un método de pillar subvenciones sin que hubiera ninguna intencionalidad de emprender ninguna actividad productiva".

Cementos del Marquesado fue creada por las empresas Cimpor (Cementos de Portugal), Gea 21 (firma sevillana que entró en concurso de acreedores en 2013 y está en liquidación), Pamasa (Pavimentos Asfálticos Málaga) y Cementos Antequera.