Disfruta del Mundial en Sierra Nevada
Medio Ambiente

Renaturalizar el Genil en la capital costaría 700.000 euros y estaría listo en seis meses

Ciudadanía - J. M. M. - Miércoles, 6 de Noviembre de 2019
La ciudad ganaría un parque fluvial de ocho hectáreas, según un detallado proyecto de Ecologistas en Acción que entregará a todos los grupos políticos municipales, Confederación Hidrográfica y Junta.
Recreación de cómo quedaría el Genil a la altura del Paseo del Salón.
ecologistas en acción
Recreación de cómo quedaría el Genil a la altura del Paseo del Salón.

Granada tiene un río muerto a su paso por la capital, una gran acequia hormigonada donde no hay vida, solo malos olores. Y podría volver a ser un río natural, con su vegetación de ribera, peces, aves y otras especies animales.

Conseguirlo costaría poco más de 700.000 euros y tardaría unos seis meses, según el proyecto hecho público este miércoles por Ecologistas en Acción, que ha elaborado un detallado documento de más de 200 páginas que va a entregar a todos los grupos políticos de la capital, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y Junta de Andalucía. Se trata de un proyecto llave en mano, listo para licitar las obras, según el colectivo ecologista.

Puedes acceder al documento resumen del proyecto: Renaturalización del Genil.

El proyecto ha sido coordinado por Santiago Martín Barajas, especialista de Ecologistas en Acción responsable de la renaturalización del río Manzanares, en Madrid, una reforma que ya disfrutan los madrileños y que ha supuesto un gran éxito, con visitas continuas de expertos de otros países para conocer cómo se ha hecho. 

La intervención en el Genil comenzaría en el Paseo de la Fuente de la Bicha, más allá del Polideportivo Bola de Oro, y terminaría en el punto donde el río vuelve a ser 'natural', en el puente junto al Parque de las Ciencias y el Hospital La Inmaculada. Son 3,3 kilómetros de cauce urbano en el que habría que levantar el suelo de hormigón en todo ese tramo -las paredes no se tocarían-, la obra más costosa, pero necesaria, según Santiago Martín Barajas, para que "la vegetación enraíce fuerte y no se la lleve una posible avenida". 

Después de limpiar el cauce de residuos y erradicar especies exóticas como cañas y otras que han ido creciendo en algunos tramos, se echaría tierra vegetal en las orillas, revegetación con especies autóctonas de ribera, colocación de cajas nido para fomentar la biodiversidad y colocación de paneles medioambientales. 

Con ello se lograría tener un parque fluvial de ocho hectáreas, "el mayor de la ciudad", destaca Javier Egea, de Ecoogistas en Acción Granada, y a un coste "muy barato", 715.000 euros, "cuando la ciudad se gasta cada año 200.000 euros en limpiar el río", compara. 

                                                                                                                                                                            

Como muestra el cuadro de coste de la renaturalización, el mayor gasto con diferencia se lo llevaría la demolición del suelo hormigonado del río, algo más de 500.000 euros. A los 715.548 euros totales se añadiría el posterior coste de mantenimiento (podas y desbroces, principalmente), que no llegarían a 15.000 euros anuales. 

Imagen actual del río a su paso por el Salón (arriba) y recreación de cómo podría quedar después de naturalizarlo, tras puesta de tierra vegatal en las orillas, plantación de sauces y trepadoras y colocación de cajas-nido. ecologistas en acción

Plano sección de la renaturalización en el tramo 3 del río, desde el Paseo de la Bomba al Hospital La Inmaculada. ecologistas en acción

Los beneficios de renaturalizar el río serían evidentes, tanto desde el punto de vista medioambiental como social. "Contribuiría a refrescar las temperaturas en la ciudad y hacer frente al cambio climático", destaca Santiago Martín, al crear "un ecosistema fluvial donde antes no había nada" y mejoraría la calidd de vida de las "miles de personas que cada día ven un río sin vida y encajonado en cemento", además de los malos olores que tienen que soportar, especialmente en el tramo final, donde se ubican las compuertas que estancan el agua. 

Las compuertas, cuyo fin es acumular agua para desviarla para riego, también se eliminarían y Ecologistas en Acción propone crear una acequia o canal paralelo en el cauce, adosado al muro, al que se derivarían aguas del río para alimentarlo, aunque la solución técnica más precisa sería resuelta por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Ayuntamiento y regantes. 

Aprobado en tres plenos municipales, pero sin hacer

Para Ecologistas en Acción, "los beneficios ambientales, paisajísticos y sociales de devolver la naturalidad al río Genil son apreciados por toda la ciudadanía, excepto por los gobernantes municipales que, después de haber aprobado una intervención en el río para naturalizarlo en tres plenos municipales, de tres diferentes corporaciones (en 2003, 2006 y 2017), aún siguen manteniendo el cemento y despilfarrando un dineral cada año en 'limpiezas', sin conseguir eliminar la suciedad y los malos olores", afirma el colectivo, que espera que el actual gobierno municipal ejecute el proyecto elaborado, que cuenta con el aval del desarrollado en el río Manzanares de Madrid. 

Ecologistas en Acción, tras el éxito del Manzanares, ha elaborado otros cinco proyectos de renaturalizaciones de ríos urbanos en España. Uno de ellos, el río Oro en Melilla, ya está en marcha. "El Genil es el más parecido al Manzanares y tiene grandes posibilidades, en dos o tres años Granada puede contar con un río lleno de vegetación y de vida", afirma convencido Santiago Martín. "Es inconcebible que una ciudad con la belleza de Granada tenga esa acequia hormigonada que no es un río", finaliza.