Descárgate la nueva App de Sierra Nevada
La segunda fase de los trabajos comienza en noviembre

Un parque arqueológico sobre la villa romana de los Vergeles mostrará la 'fabulosa' entidad del hallazgo

Ciudadanía - M.A. - Jueves, 18 de Octubre de 2018
Mientras se datan los restos, el Ayuntamiento comenzará, a principios del próximo año, a redactar el proyecto para la plaza pública que se acondicionará junto al parque arqueológico.
El alcalde ha visitado este jueves el yacimiento junto a vecinos y vecinas de la zona.
J.Algarra/Ayuntamiento
El alcalde ha visitado este jueves el yacimiento junto a vecinos y vecinas de la zona.

El solar de la villa romana de los Vergeles se convertirá en una plaza pública y albergará también un parque arqueológico que permitirá disfrutar de los restos encontrados, cuya entidad es "fabulosa", según ha resumido la arqueóloga Julia García, que ha participado en los últimos sondeos efectuados.

El valor de parte de los restos encontrados en este solar es incalculable y por ello el Ayuntamiento tiene previsto su conservación y disfrute para la ciudadanía con la construcción de un parque arqueológico. Este se levantará sobre una parte del solar, en el que, como estaba previsto, se acondicionará también una plaza pública. El proyecto para esta última se comenzará a redactar a principios del próximo año.

Antes, en noviembre, se llevará a cabo la segunda fase de los trabajos arqueológicos, para datar los restos y documentarlos. 

Han pasado treinta años desde que se descubrieran los primeros restos en este enclave, que guarda una verdadera joya arqueológica. Este jueves, en una visita del alcalde, Francisco Cuenca, la presidenta de la Asociación de Vecinos de Cervantes, Marisa de la Torre, ha asegurado que esa espera "ha merecido la pena", y ha pedido que, una vez que ahora se ha puesto en marcha el acondicionamiento, "no se pare". 

La arqueóloga Julia García ha resumido las distintas excavaciones que históricamente se han venido realizando. Las primeras en la década de los ochenta, a cargo de Eduardo Fresneda e Isidro Toro; posteriormente, en 1991, cuando afloraron teselas de un mosaico con delfines -expuesto en el Arqueológico-; y en 2007, a cargo de Alejandro Villalobos. A eso se suma un estudio geofísico que constató la existencia de restos, y los últimos desarrollados el pasado verano. En esos trabajos, como ha venido contando El Independiente de Granada, salieron a la luz importantes restos, como una estructura porticada con dos basamentos. 

A los 30.000 euros de la primera fase se suman ahora los 50.000 destinados a la segunda, todo ello con la financiación europea de los Fondos Dusi.