Un verano en el Parque de las Ciencias.

Ante el juez por vender por Internet un cachorro enfermo que murió, al que no dio asistencia veterinaria y con la cartilla sanitaria falsificada

Ciudadanía - Europa Press/IndeGranada - Miércoles, 10 de Julio de 2019

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigado no detenido a un vecino de Motril de 36 años como presunto autor de un delito de maltrato animal y otro de falsificación de documento público, después de que vendiera por Internet un cachorro de perro enfermo al que no dio asistencia veterinaria y que murió a los pocos días.

Para ello falseó la cartilla sanitaria del animal, en la que aparecían tratamientos veterinarios que realmente no se habían realizado, según informa en una nota el Instituto Armado.

La investigación comenzó el pasado 25 de junio, cuando un ciudadano denunció en el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que había comprado un perro de raza Border Collie con dos meses, a través de un anuncio en un conocido portal de Internet y que el animal había muerto a los pocos días, a pesar del inmediato tratamiento veterinario que le dispensó.

A través de la red el supuesto autor de los hechos colgó una oferta que decía: 'Preciosos cachorros de border collie. Con su vacuna y desparasitados (...) 150 euros'. El denunciante, "guiado por esa atractiva oferta", dice la Guardia Civil, concertó una cita con el vendedor y compró uno de los cachorros por el dinero acordado, facilitándole la cartilla sanitaria en la que aparecían tratamientos de vacunación.

Ya en el trayecto de Motril a Granada, el animal sufrió fuertes vómitos y diarreas que continuaron los días siguientes. Ante el empeoramiento de la salud del cachorro, su dueño lo trasladó a una clínica veterinaria y pese a que le facilitaron todos los cuidados murió a los pocos días. Le diagnosticaron parvovirosis, infección intestinal y deshidratación. Las pesquisas realizadas han permitido a los agentes del Seprona identificar y localizar al autor de los hechos en Motril.

Los agentes comprobaron que el supuesto autor vendió el perro sin estar vacunado, era conocedor que estaba enfermo y a pesar de eso, no le dio tratamiento veterinario. También han comprobado que este individuo manipuló intencionadamente el pasaporte para animales de compañía con falsos tratamientos de vacunación.