Ante el juez dos hombres por capturar aves protegidas mediante varetas con pegamento en Castilléjar

Ciudadanía - IndeGranada - Lunes, 6 de Septiembre de 2021
La captura de aves canoras está prohibida desde 2018.
pixabay
La captura de aves canoras está prohibida desde 2018.

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a dos hombres de 60 y 41 años como presuntos autores de un delito contra la flora y la fauna. Una patrulla del Seprona los sorprendió capturando aves fringílidas protegidas con artes prohibidas en Castilléjar, donde colocaron cientos de varetas de esparto impregnadas de pegamento para capturar ratones.

Según explica la Guardia Civil, una directiva de la Unión Europea relativa a la protección de las aves obliga a España a establecer medidas para conservar las especies que viven en estado salvaje, por lo que las diferentes comunidades autónomas han tenido que dejar de autorizar la caza y captura de aves canoras en sus territorios y en Andalucía, desde el año 2018, ya no se ha autorizado la captura de fringílidos.

La Guardia Civil fue alertada porque un ciudadano había visto a dos personas capturando aves fringílidas en el paraje Los Chorrillos del término municipal de Castilléjar.

Una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Huéscar se dirigió al lugar, donde los agentes abandonaron sus motos y realizaron una batida a pie por la zona; así pudieron sorprender a dos individuos junto a un abrevadero para el ganado del que habían desviado parte del agua para inundar el suelo, y sobre los charcos que se crearon colocaron cientos de varetas de esparto impregnadas de pegamento para capturar ratones. Con este procedimiento prohibido habían capturado cuatro aves fringílidas y una de ellas había muerto.

Los agentes del Seprona informaron a estos cazadores que iban a ser investigados porque habían cometido un delito contra la flora y la fauna silvestre por capturar aves protegidas utilizando medios prohibidos no selectivos.

Las aves que habían capturado fueron puestas en libertad en presencia de los investigados y a estos se les intervino el pegamento para ratones y las varetas de esparto con la que habían realizado las capturas.