El Marrón Más Caro del Mundo
El límite de estancia es de 10 días

El Hospital Virgen de las Nieves reabre su hotel de madres lactantes con una ocupación del 100%

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 4 de Septiembre de 2020
Para garantizar las medidas de seguridad, mientras dure la pandemia Covid19, se ha reducido el número de camas y de sillones y se ha implantado un estricto protocolo de higiene.
Dos madres lactantes desayunan en las instalaciones.
Prensa HVN
Dos madres lactantes desayunan en las instalaciones.
Un total de 16 mujeres han pasado por el hotel de madres lactantes del Hospital Universitario Virgen de las Nieves desde su reapertura el pasado mes de junio tras permanecer cerrado durante el estado de alarma por la irrupción de la pandemia Covid19. Este servicio asistencial facilita que las mujeres que están alimentando a sus bebés mientras permanecen ingresados en la unidad Neonatal puedan estar cerca de ellos las 24 horas del día.

 
 
 

Se ha reducido el número de camas, de siete a tres, y en el área de estancia diurna, -que ha acogido a 21 madres durante este verano-, se ha pasado de 14 a cuatro sillones

En esta nueva organización, se han adaptado los protocolos para garantizar la máxima seguridad y evitar contagios por coronavirus. Se ha reducido el número de camas, de siete a tres, y en el área de estancia diurna, -que ha acogido a 21 madres durante este verano-, se ha pasado de 14 a cuatro sillones. De esta forma, se permite un mayor distanciamiento social, al igual que en la zona de comedor, donde antes se compartía una amplia mesa y ahora se han instalado tres individuales.
 
El Hospital Materno infantil dispone de esta estancia para madres desde hace casi diez años. Los requisitos para acceder a este servicio consisten en tener un recién nacido ingresado en la Unidad Neonatal que se alimente con leche materna y que el lugar de residencia se encuentre a una distancia mayor de 20 kilómetros metros del centro hospitalario.   
 
La jefa de bloque de Cuidados Pediátricos, Aída Galindo, ha resaltado la importancia de “adaptar este servicio ya consolidado en el hospital a las nuevas circunstancias de pandemia” ya que permite “fomentar la lactancia materna, que es una de las principales líneas de humanización de este hospital, y favorecer la comodidad de estas mujeres, aumentado su seguridad y la de sus bebés con protocolos estrictos de higiene”.
Profesionales de enfermería realizan una entrevista previa para valorar el tipo de régimen que requiere la mujer, aquellas que se instalan en el hotel de madres cuentan con pensión completa y disponen de desayuno, almuerzo, merienda y cena. El límite de estancia es de 10 días. Aquellas que se registran en régimen diurno, cuentan con media pensión de almuerzo y merienda y disponen de un máximo de 15 días de permanencia.
 
Ambas áreas están dotadas de nevera, microondas, armario y baño. A todas las usuarias se les entrega material de aseo y un protocolo de higiene con el fin de que dispongan de la mayor confortabilidad, ya que se recomienda no salir del espacio hospitalario ni recibir visitas para reducir la posibilidad de contagios