Recicla, para respirar un aire más limpio

Expedientado un empresario que tenía a dos inmigrantes trabajando en situación irregular en una nave sin agua potable

Ciudadanía - IndeGranada - Viernes, 14 de Septiembre de 2018
La operación fue desarrollada por la Policía Nacional y la Inspección de Trabajo.
Interior de la nave en la que se llevó a cabo la operación.
Policía Nacional
Interior de la nave en la que se llevó a cabo la operación.

Agentes de Policía Nacional junto con la Inspección de Trabajo han llevado a cabo una operación en una nave del Cinturón de Granada en la que fueron localizados dos trabajadores en situación irregular. Las dependencias en las que trabajaban, en reciclaje de ropa, presentaban "un estado de insalubridad evidente", sin agua potable e incluso sin luz eléctrica en algunas estancias. 

Según ha informado la Policía, la operación desarrollada el pasado mes de agosto se enmarca en el convenio de colaboración de los Ministerios del Interior y de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social sobre coordinación en materia de lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

El resultado fue la detención de un trabajador al que le figuraba en vigor una reclamación judicial dictada por un Juzgado de Granada, así como la localización de dos trabajadores en situación irregular y que carecían de permiso de trabajo. Por ello el empresario ha sido investigado. De igual forma se formularon varias actas de infracción tanto por localización de trabajadores no dados de alta en la Seguridad Social como por infracciones en materia de prevención de riesgos laborales.  

Estas actuaciones, según ha explicado la Policía, se llevan a cabo con el fin de prevenir situaciones de dominio de los empleadores sobre los trabajadores que puedan llevar a la pérdida de su capacidad de disponer libremente de su propia persona y bienes así como evitar la explotación laboral y garantizar los derechos tanto a trabajadores nacionales como extranjeros.

En el momento de la inspección se encontraban trabajando en el interior de la nave de reciclado de ropa cuatro personas que realizaban distintas tareas, encontrándose entre ellos el empresario.

Como se ha señalado, dos de los trabajadores se encontraban en situación irregular en España y carecían del preceptivo permiso de trabajo, por lo que se les han iniciado sendos expedientes y un tercero tenía en vigor una orden de detención dictada por un juzgado de Granada.

El empresario ha sido investigado por la contratación de los dos trabajadores en situación irregular y se le han abierto expedientes por no dar de alta a los empleados, así como por infracciones en materia de riesgos laborales. En el momento de los hechos la nave carecía de suministro de agua potable y ciertas estancias, sin luz eléctrica, presentaban un estado de insalubridad evidente, así como falta de medidas de seguridad o las existentes estaban inutilizadas.

El trabajador detenido fue puesto a disposición de la autoridad judicial.